El Banco Mundial (BM) anticipa una recuperación mayor para México en este año y revisa su pronóstico de crecimiento de 3.5 a 4.3 por ciento.

Con esta corrección positiva, el organismo alinea sus expectativas con las del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con la actualización de su reporte de Expectativas Globales 2010 , son la demanda industrial, especialmente la de autopartes, y la de otros bienes, las que guían este mejor desempeño económico mexicano.

Este vigor en la actividad económica se sostendrá incluso hasta el 2012, para el cual el BM pronostica un PIB de 4.2 por ciento.

En el documento, los expertos del organismo refieren que una recuperación del consumo privado tendría una importante derrama en la actividad económica del país; sin embargo, matizan que la debilidad esperada en las remesas, así como las mayores obligaciones tributarias podrían erosionar aún más la capacidad de la población para gastar.

La recuperación del consumo se ha reducido por el menor flujo de remesas de los trabajadores, el aumento de los impuestos, las alzas en los precios administrados y los mayores precios de alimentos, los cuales han erosionado el poder adquisitivo de los consumidores , expusieron.

Según el análisis, el impacto en México de la desocupación en Estados Unidos acotará los ingresos a nuestro país del turismo y remesas.

Europa frenaría a AL

Según el reporte, el motor de la recuperación económica en América Latina y el Caribe será Brasil, con un PIB estimado en 6.4% este año; sin embargo, se moderará en el 2011 y el 2012, cuando retomará una actividad más acorde con su capacidad de 4.5 y 4.1%, respectivamente. Le siguen Perú (PIB de 6.1%); Paraguay (5.1%); Uruguay (4.6%) y Panamá (4.5 por ciento).

[email protected]