La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó que la economía mexicana crecerá 3.4% este año y 3.8% en el 2016, impulsada por la inversión pública, las reformas estructurales y el dinamismo de Estados Unidos.

De acuerdo con el informe "Situación y perspectivas de la economía mundial 2015", las tasas de crecimiento para México son superiores a las esperadas por la ONU para el crecimiento global, de 3.1 y 3.3%, respectivamente, y también al crecimiento de 2.4% estimado para la economía mexicana en el 2014.

El director adjunto de la Sede Subregional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en México, Juan Carlos Moreno-Brid, dijo que no está jalado de los pelos que México crezca por encima de 3.0% en el 2015.

En la presentación regional del informe de la ONU, destacó en rueda de prensa aquí que además del impulso que México recibirá del dinamismo que muestra Estados Unidos, las reformas estructurales empezarán a dar frutos y la inversión pública seguirá subiendo.

Además, dijo, la depreciación del peso frente al dólar tiene un efecto benéfico para México, pues lo hace más competitivo y aumenta las posibilidades de que tenga una mayor participación en el mercado estadounidense.

Hay indicios de que es factible crecer por encima de 3.0% este año , pues sumado al efecto complementario de la inversión pública sobre la privada, el sustento de crecer 3.2 o 3.4% no pensamos que esté jalado de los pelos .

Moreno-Brid dijo que aunque la caída en los precios del petróleo puede ser un reto para México, este año se cuentan con coberturas para proteger el precio del petróleo y las exportaciones del crudo.

Mientras no haya una política muy fuerte de contracción el gasto público, que no está anunciada todavía, se dijo que en dado caso que las condiciones se deterioren se podría hacer algún recorte, pero nosotros creemos que la inversión pública va a subir , argumentó.

El director adjunto de la Sede Subregional de la Cepal en México resaltó que hay un escenario razonablemente probable de que este año sea positivo para México en materia de crecimiento, es un escenario difícil, pero no es un escenario catastrófico, y dista de serlo .

El director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada, consideró que la inversión privada en México debe tener una reingeniería y dirigirla a proyectos que generen más empleo y crecimiento.

Habría que redefinir, habría que cancelar proyectos que no son productivos, que no están dirigidos a crecer necesariamente; tal vez el tren a Querétaro no deba tener la prioridad que se le está dando y debería cancelarse, y así otros proyectos , planteó.

Como parte de esta reingeniería al gasto público, sugirió revisar renglones del gasto corriente que no son necesarios o no tendrían que seguir existiendo, redirigir estos recursos a infraestructura que genera empleo y complemente la inversión privada.

No tiene sentido emprender obras como las que se han planteado para construir tres trenes rápidos, pues no propician comercio, flujo de bienes ni los empleos que se necesitan, ya que son de pasajeros, y solo se justifican en países de gran población como China, pues en el resto del mundo son subsidiados.

mac