La actividad económica de México alcanzó un tercer trimestre consecutivo de avance, al registrar una expansión de 0.6%, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El dato resulta una continuación al promedio de avance de 0.4%, en el primer cuarto del año, y de 0.5%, en el segundo, para registrar el mismo ritmo de crecimiento que arrojó en el tercer trimestre del año pasado.

Al divulgar sus estadísticas trimestrales del PIB para los países de la OCDE, la entidad informó que el conjunto de los integrantes alcanzó un avance de 0.4% en el periodo julio- septiembre. Esta tasa de crecimiento muestra un debilitamiento respecto del dato del cuarto previo, que correspondió a 0.6 por ciento. Al comparar estos datos, se puede observar que la actividad de México trae una tendencia contraria al promedio de los países OCDE, esto es de un avance constante, en tanto que las demás economías van debilitando su paso.

La lectura de estos datos de los especialistas de la organización evidencia que la mayoría de las siete grandes economías desaceleró su crecimiento. De hecho, la única que registró un avance trimestral fue Francia, que en el tercer trimestre incrementó en 0.3% su actividad. El trimestre previo se quedó con un PIB de 0 por ciento.

Las otras economías del G-7 que registraron menor fuerza en su actividad económica incluyen a Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Canadá, Japón e Italia. Estados Unidos alcanzó una expansión de 0.4%, lo que significa una fuerte desaceleración desde el aumento de 1% en el PIB alcanzado en el segundo trimestre. A la zaga se ubicaron Alemania e Italia, quienes observaron registros de 0.3 y 0.2% trimestrales, respectivamente.