México está dispuesto a incrementar su participación en los mercados de comercio global, pero nunca más a costa de salarios bajos ni trabajos mal pagados, advirtió la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín ante inversionistas asistentes al Foro de Davos.

“El año pasado se impulsó un aumento al salario mínimo de 16% a tasa nominal y 13% real, y para este año, se completó un nuevo incremento de 20% en términos nominales y de 17% en términos reales”, detalló la secretaria de Economía.

“México está comprometido para participar en el comercio con el mundo, pero no más a costa de salarios bajos, sino con empleos mejor pagados (...) Ofreceremos más productividad para incrementar nuestra participación en los mercados globales”, sentenció.

Al abrir la participación mexicana en el Foro Económico Mundial (WEF) evidenció que la estabilidad macroeconómica no es suficiente para el desarrollo de los ciudadanos, si no se ofrecen al mismo tiempo programas de alivio a la pobreza y reducción de la desigualdad.

Admitió que en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador se registró una tasa de crecimiento “cercana a cero”, sin embargo, resaltó que gracias al acuerdo comercial de América del Norte, que avanza en su ratificación legal entre los congresos de Estados Unidos y Canadá, las perspectivas para este año y el resto de la administración son mucho mejores.

En la sesión dedicada a conocer las Perspectivas para América Latina, la funcionaria subrayó que entre las grandes ventajas que ofrece México a los inversionistas globales y domésticos, está el hecho de que “no hay descontento social. La alta popularidad del presidente de México, nos envía la señal que tampoco tendremos manifestaciones por descontento social en lo que resta de su administración”.

La moderadora del panel fue la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, quien preguntó a la secretaria de Economía, qué está respondiendo a los industriales que en el Foro de Davos, le preguntan qué pasará con la inversión y las nuevas reglas en México.

Márquez Colín respondió que los grandes industriales extranjeros y locales están viendo ahora un mercado mexicano que está fortaleciendo su nexo con el exterior, a partir de una sólida economía doméstica que tendrá la fuerza para crear empleos bien pagados.

“Los inversionistas nos preguntan cómo enfrentará México los retos en esta tercera década del siglo. Y respondemos que algo claro es que estamos comprometidos con mantener estabilidad macroeconómica que entendemos es clave para impulsar al crecimiento”.

[email protected]