México apoyará desde la presidencia actual del G20 la posición de los países emergentes de que el próximo presidente del Banco Mundial (BM) sea elegido por méritos, y no por nacionalidad como ha sido tradición, declaró este lunes Lourdes Aranda, subsecretaria de Relaciones Exteriores.

"Es algo que los emergentes vamos a seguir insistiendo", dijo Aranda en rueda de prensa en Washington, donde acudió en calidad de "sherpa" (principal emisario) de la presidencia mexicana del G20.

Los candidatos a las instituciones multilaterales " deberán ser (elegidos) no solamente por nacionalidad", sotuvo. "Hay que revisar el perfil", insistió.

El BM espera elegir su nuevo presidente el 20 de abril, cuando se reúna su asamblea semestral, en reemplazo del estadounidense Robert Zoellick, que anunció su retiro al término de su mandato.

México presentó hace un año a su gobernador del Banco Central, Agustín Carstens, para liderar al Fondo Monetario Internacional (FMI), pero perdió frente a la francesa Christine Lagarde, que en calidad de europea partía como favorita para ese sillón.

La candidatura del mexicano recogió el reclamo de países emergentes y pobres, críticos con ese reparto tradicional del FMI y el BM entre Estados Unidos y Europa desde hace más de medio siglo.

Para el BM los observadores estiman que una vez más Estados Unidos impondrá su candidato, después de que el gobierno de Barack Obama anunciara que no quiere perder esa tribuna.

Los candidatos deben provenir de alguno de los 187 países miembro del BM.