México será uno de los países del G-20 que presentará una mejoría en el nivel de cumplimiento de la agenda delineada. Podría pasar de 57 a 83%, sobre todo en materia de cambio climático, aseguró John Kirton, codirector de G-20 Research, el grupo ampliado en donde participan académicos e investigadores.

Durante el seminario Gobernanza Global para la próxima generación: recomendaciones hacia la cumbre del G-20, el investigador de la Universidad de Toronto dijo que eso sucede siempre que un país es el país sede.

Lo que hemos visto es el efecto anfitrión, si uno es el patrocinador de la cumbre, la tendencia es a cumplir más con los compromisos anteriores o de los acuerdos con los que llega uno , expuso.

El embajador emérito, Andrés Rozental, estableció que para que el G-20 siga vigente después de la crisis es necesario que aborde temas que aquejan actualmente a los países, como la inseguridad pública. John Kirton, quien ha realizado varios análisis de las cumbres desde el surgimiento del G-7 hasta el G-20, comentó que al ampliarse la agenda ha habido un aumento en el cumplimiento en lo general.

CLUB DE LA CRISIS

En política económica, el grado de cumplimiento es de 82%; en energía, comercio y cambio climático, de 71% y en corrupción, que está relacionada con la paz y seguridad, la calificación es muy baja, con 59 por ciento.

Mencionó que los países que están en el rango superior sobresale Gran Bretaña, con 90%; Francia, 85% y Canadá, 83 por ciento. En la parte inferior, Argentina, con 47%; Arabia saudita, 50%; Turquía, 56% y México con 57 por ciento.

Pero dijo que no se trata de sufrir la agonía y la gloria en el camino hacia el gran evento, sino que uno tiene que cumplir con todos los acuerdos anteriores y nuevos. No se trata de un club de respuesta a la crisis , dijo tras el comentario del embajador Rozental en el sentido de que si el G-20 no inicia pronto la consideración de otros temas más allá de la crisis, será difícil que subsista .

[email protected]