México está a salvo de riesgos por la afluencia de capitales y la estructura de sus pasivos externos y es uno de los factores que lo están poniendo otra vez en la mira de los inversionistas, coincidieron economistas de Bank of America (BofA) Merrill Lynch, Credit Suisse y el Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Es de las pocas economías que, en medio de la incertidumbre mundial, están impulsando un equilibrio en sus finanzas públicas y eso es una señal de certidumbre para los inversionistas, aseguró el economista en jefe de BofA en México, Carlos Capistrán.

La poca dependencia del financiamiento externo, las cuantiosas reservas internacionales y el respaldo financiero de la Línea de Crédito Flexible que renovó recientemente el Fondo Monetario Internacional (FMI) -observó- son factores que garantizan maniobrabilidad financiera incluso en un episodio de mayor volatilidad.

De acuerdo con el economista para México de Barclays, Marco Oviedo, los grandes inversionistas han orientado sus capitales hacia los mercados emergentes con favorables fundamentos económicos, como México, ante el diferencial en las tasas de interés respecto de los mercados de economías avanzadas.

Pero, a diferencia de otros mercados emergentes -advirtió el economista del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), Hung Q. Tran-, las autoridades mexicanas han sido suficientemente prudentes para mantener al margen el flujo de cartera de las cuentas nacionales.

LOS NÚMEROS

Estadísticas del Banco de México muestran que la tenencia de extranjeros en deuda del gobierno acumula al tercer trimestre un crecimiento anual de 51.3% y muestra un avance de 42.35 puntos en bonos, mientras en Cetes, el incremento es de 74.15 puntos y de 105.3 puntos en Udibonos.

Del total de bonos del gobierno en circulación, que asciende a 1 billón 885,000 millones de pesos, 53% se encuentra en poder de extranjeros.

El FMI refirió que los principales receptores de inversión de cartera en los mercados emergentes se localizan por primera vez desde la crisis de Lehman Brothers, en el 2008, los principales receptores de inversión de cartera por región se localizan en América Latina.

Se identifica a Brasil y México como los principales imanes de inversión.

De acuerdo con estimaciones del IIF, este atractivo no tendrá reversa el año próximo, cuando localizan a México como el puerto más seguro para los flujos de capital, por no haber impuesto aún algún tipo de candado o penalización a la llegada de estas inversiones.

[email protected]