Aún cuando México es el país de América Latina donde se concentra la mayor presencia de la banca española, se espera un impacto limitado de la crisis que atraviesa aquél país europeo según el Instituto de Financieros Internacionales (IIF, por su sigla en inglés).

El impacto podría resultar en una contracción del crédito que sin embargo no es muy representativo para la actividad productiva en el país, destacan.

Según el análisis sobre la banca, tampoco es preocupante este efecto porque las subsidiarias de México utilizan buena parte de los depósitos en moneda local para realizar sus financiamientos, lo que implica que será la actividad regional el determinante de su operación, explican en su reporte más reciente Global Economic Monitor/Monitor Económico Mundial más reciente.

En México el 35.3% del sistema bancario es administrado por dos bancos españoles: BBVA y Santander, mientras en países como Argentina, aquellas entidades financieras administran el 14.1% de la red bancaria y en Brasil, éstas poseen el 15.1% del sistema financiero.

Pero sí habrá contagio

En el análisis se lee también que la crisis europea tendrá un impacto financiero diferenciado entre los países de América Latina, siendo más significativo para Sudamérica, vía inversiones.

Según el análisis, será hasta el año 2011 cuando los países de la región sur del continente sufrirán el recorte de inversiones europeas procedentes de Alemania, Italia, Francia y Reino Unido lo que de entrada podría significar una depreciación de las monedas latinoamericanas, pero no así una contracción en su capacidad productiva.

Reconoce que la recuperación de Latinoamérica ha estado sostenida en la demanda externa y la venta de sus inventarios, y confían que seguirá fortaleciéndose hasta garantizar un despegue mayor.

El IIF estima que la economía latinoamericana crecerá este año hasta 5.2% siendo Brasil el motor de la actividad productiva con un PIB de 7.7 por ciento.

Para México estiman una recuperación que llevará al Producto hasta 4.4 % este año.

Tal como lo explica el analista del IIF Hung Tran, el impacto en la actividad económica será limitado por las características de diversificación que tienen los países de Sudamérica.

Y es que su producción está más apoyada en el comercio de commodities que en la inversión productiva, aclara.

El IIF es la mayor sociedad internacional de banqueros y financieros, e integra a más de 400 entidades de operación mundial.

ymorales@eleconomista.com.mx