La confianza de los consumidores mexicanos siguió recuperándose en mayo, al hilar dos meses de avance, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC), elaborado por el Inegi y el Banco de México (Banxico), registró un avance de 0.6% en mayo en comparación con el mes previo. En abril, el índice registró un incremento de 2%, tras cuatro meses —desde diciembre del año pasado— de retrocesos.

“La mejoría de la confianza del consumidor en mayo se explicó, principalmente, por dos factores: el dinamismo del mercado laboral mexicano, particularmente en la creación de empleo formal, así como la trayectoria descendente de la inflación y su subsecuente impacto sobre el consumo de los hogares”, precisó un análisis de Banorte.

El reporte publicado mostró que de los cinco componentes que integran el ICC, sólo el que se refiere a la posibilidad actual de los integrantes del hogar para hacer compras retrocedió 2.2% mensual.

El componente que tuvo el mayor avance fue el que se refiere a la situación económica del país que se espera en un año, con un incremento de 4.1 por ciento.

Por su parte, los que se refieren a la situación económica actual y a la esperada en un año avanzaron 0.6% cada uno. El concepto de la situación económica actual del país presentó un avance de apenas 0.1 por ciento.

Por otro lado, dentro de los índices complementarios del ICC destacó el optimismo de los mexicanos respecto a su capacidad de ahorro, al avanzar 13.8%, mientras que se mostraron menos propensos a comprar un automóvil en los siguientes dos años, ya que este índice mostró un retroceso de 5.1% mensual.

“Los sondeos de intención de voto en las elecciones presidenciales, que señalan un probable cambio de gobierno, parecen no afectar negativamente las expectativas de los consumidores”, explicó por su parte Joan Domene, analista de Invex.

En su comparación anual, el ICC mostró un incremento de 1.7% con datos desestacionalizados, con lo cual hiló 10 meses.

Prevén retrocesos por elecciones y Trump

Si bien el dato de mayo resultó positivo y muestra a los mexicanos más optimistas, los analistas coincidieron en que en los siguientes meses es probable ver retrocesos debido al proceso electoral, que se realizará en menos de un mes, así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la amenaza de una guerra comercial.

“La encuesta se llevó a cabo en los primeros 20 días del mes, tras los cuales el peso presentó un deterioro adicional derivado de las relaciones comerciales con Estados Unidos tras el establecimiento de aranceles a las exportaciones de acero y aluminio. En este sentido, las tensiones comerciales y la renegociación del TLCAN podrían pesar sobre la confianza de los consumidores en los próximos meses”, dijo Joan Domene.

No obstante, Francisco Flores, economista de Banorte, previó que, pese a las presiones de estos factores en la confianza de los mexicanos, éstos se verán mitigados por la trayectoria descendente de la inflación así como el dinamismo del mercado laboral.

En abril, la inflación se ubicó en 4.55%, con lo cual hiló cuatro meses consecutivos de retrocesos, tras cerrar el 2017 en 6.77%, su mayor nivel desde el 2000. Sin embargo, está por arriba del objetivo del Banxico, de 3% +/- 1 punto porcentual.

[email protected]