El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró tras su encuentro durante un paseo en barco en Chicago con Angela Merkel que la canciller alemana le transmitió su apoyo por las reformas emprendidas en España y "especialmente" al "ejercicio de transparencia" que llevará a cabo el sector financiero en nuestro país.

"Sería muy positivo que este ejercicio se hiciera en otros países de la UE", subrayó Rajoy en declaraciones a los medios, tras reunirse con Merkel y dar con ella un paseo en barco por el río Chicago antes de comenzar la cumbre de la OTAN.

Rajoy garantizó a Merkel que España seguirá esforzándose por ser un país en el que las administraciones públicas "no continúen endeudándose hasta el infinito" y también mantendrá su política de reformas estructurales, dos elementos clave a su juicio para lograr el crecimiento económico.

"El debate que se plantea entre austeridad y crecimiento no tiene ningún sentido; el crecimiento requiere de hacer reformas estructurales y de no gastar lo que no se tiene", ha manifestado.

RONDA DE INVERSORES

En una breve comparecencia, sin preguntas, Rajoy insistió en que España quiere tener una participación "muy activa" en la construcción europea y explicó que le dijo a Merkel que Europa tiene que seguir avanzando en el corto y el medio plazo en su proceso de integración política y fiscal.

Aunque no reveló a los periodistas si apostó por fórmulas concretas, sí ratificó la apuesta española por el euro.

Rajoy, que dio un paseo "muy agradable" en barco con Merkel admirando los rascacielos de Chicago, cuna de destacados arquitectos, adelantó que la canciller visitará Madrid el 6 de septiembre para participar en un foro de empresarios alemanes y españoles y ha confiado en dar "un golpe importante" a la inversión extranjera en España.

El de hoy fue el segundo encuentro bilateral de Merkel con Rajoy, quien en enero, apenas un mes después de llegar a la Moncloa, viajó a Berlín para entrevistarse con la canciller. Ambos volverán a coincidir el miércoles en la cumbre informal de Bruselas, antes de la cual Rajoy mantendrá su primer encuentro con el nuevo presidente francés, François Hollande, en París.

RESPUESTA A HOLLANDE

Precisamente, el presidente español había respondido a su llegada a Chicago a su homólogo francés, François Hollande, que consideró "deseable" que la banca española acuda a los fondos europeos. "No creo que el señor Hollande haya dicho eso porque, lógicamente, el señor Hollande no sabe cómo están los bancos españoles", ha indicado.

Rajoy aseguró no entender las palabras del presidente francés. "Si lo dijo es porque tiene algunos datos que los demás no tenemos", subrayó.

DESVIACIÓN DEL DÉFICIT

El presidente del Gobierno también restó importancia a la desviación en las cifras del déficit de 2011 y aseguró que no le preocupa "nada" la visita de expertos de Bruselas para analizar las cuentas de España. "Es algo habitual y siempre se ha producido así en todos los países de la Unión Europea", ha declarado.

Rajoy aseguró que "el pacto de Estado" de las comunidades autónomas y el Gobierno para reducir el déficit es "el hito más importante de esta legislatura".

El jefe del Ejecutivo atribuyó la desviación del déficit a "las facturas de las que hablaban algunos, pero que no se veían por ninguna parte, que supuestamente estaban en los cajones". "Ya sabemos dónde estamos. A partir de ahí vamos a empezar a construir", ha concluido.

En alianza informativa con CincoDías.com