La canciller alemana, Angela Merkel, logró una victoria en una votación parlamentaria sobre un segundo rescate para Grecia, pero enfrentó una creciente revuelta contra la idea de aportar más dinero a la zona euro.

El resultado de 496 a 90, con cinco abstenciones, reflejó el fuerte respaldo de la oposición de centroizquierda, aunque sólo 304 de los 330 legisladores de la coalición de centroderecha apoyaron la moción.

Esta vez, 17 rebeldes votaron No , en comparación con los 13 que desafiaron a Merkel en septiembre pasado, en una votación para impulsar el fondo de rescate de la zona euro.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que esperaba una decisión para reforzar las defensas financieras de la zona euro en marzo, no en una cumbre de la UE el próximo jueves y viernes.

Merkel, cuyo país provee la mayor parte de los fondos de emergencia, se mantuvo firme en su esfuerzo de garantizar una votación convincente en favor del programa de rescate de 130,000 millones de euros para Grecia, el segundo desde el 2010.

Nadie sabe cuál sería el impacto de rechazar el segundo paquete de ayuda griego sobre otros países rescatados, como Portugal e Irlanda, o España e Italia, o en toda la zona euro y el mundo , declaró Merkel.

Como Canciller tengo que asumir ciertos riesgos, pero no puedo ser irresponsable, mi juramento me lo prohíbe , agregó.