Las bolsas del mundo presentaron una caída generalizada, afectadas por la preocupación sobre la situación financiera de algunos países europeos, destacó el rumor según el cual España estaba a punto de pedir ayuda financiera.

Las caídas fueron encabezadas por la Bolsa de Grecia que se desplomó 6.68%, seguida del mercado español que cayó 5.41 por ciento.

El domingo pasado los ministros de Finanzas europeos acordaron entregar un rescate a Grecia por 110,000 millones de euros.

El temor radica en que si se necesitó esa cantidad para rescatar a Grecia, cuya presencia en la zona euro es mínima, cuánto se requeriría para sacar a flote a una economía como la española.

El Presidente de España y el Fondo Monetario Internacional (FMI) desmintieron el rumor, sin embargo, los inversionistas ya se habían salido de la plaza española.

Problema social

Adicionalmente sigue latente el temor de que el paquete de ayuda para Grecia no sea suficiente.

De acuerdo con Manuel Guzmán, economista en jefe de Grupo Financiero Ixe, lo que debió ser una buena noticia, se ha tornado en un problema económico, financiero y social ante el impacto económico de las medidas fiscales que se tendrán que adoptar .

Así, en la Bolsa de Frankfurt el índice Dax cerró con un descenso de 2.6% y en la de Londres el Footsie-100 cedió 2.56%, a pesar de que Gran Bretaña no forma parte de la zona euro, y en París el CAC40 se contrajo 3.64 por ciento.

En Wall Street se registró la segunda mayor caída del año, el Dow Jones perdió 2.02% y el Nasdaq 2.98 por ciento.

Y es que a cambio del préstamo, Grecia tendrá que reducir su déficit fiscal, lo que implica un recorte importante al gasto público y mayores impuestos.

Esto afectará la capacidad de crecimiento de Grecia, así como la posibilidad de generar empleo y consumo , comentó el analista.

Como parte del programa de austeridad que anunció Grecia, se espera una congelación de sueldos del sector público durante tres años; un ajuste en la edad de jubilación de 53 a 67 años, y el aumento del IVA, de 19 a 23%, lo que de inmediato generó reacciones en contra por parte de los sindicatos

de Grecia.

Bolsa mexicana

La Bolsa local no salió ilesa del descalabró y cerró con una pérdida de 2.17%, para ubicarse en mínimos de nueve semanas.

Sin embargo, Manuel Guzmán consideró: Los inversionistas globales buscarán adónde moverse y México se presenta como una extraordinaria oportunidad de inversión ante la fortaleza de sus fundamentos: un balance fiscal manejable, bajo nivel de endeudamiento externo y crecientes ingresos petroleros .

#

[email protected]