Los mercados financieros mundiales subieron ayer animados por la noticia de que China flexibilizará su tipo de cambio. La moneda china cerró con un alza de 0.41%, la mayor ganancia diaria desde el 2005, cuando presentó una reevaluación de 2.1%, y que le ha brindado ventajas comerciales al abaratar sus exportaciones.

La noticia fue bien recibida, ya que la señal que se mandó fue que el gigante asiático reactivaría aún más el ritmo de crecimiento mundial. La posibilidad de que la divisa china se revalorice implicaría importantes cambios en el comercio internacional.

La reevaluación del yuan significa que las exportaciones de china serán más caras y, por tanto, aumentaría la competitividad del resto de productos mundiales, que podrían aspirar a entrar más fácilmente en aquel gigantesco mercado.

Además, alivió los temores sobre el endurecimiento de su política monetaria, que podría limitar sus compras al exterior.

De esta manera, la mayor parte de las plazas bursátiles cerraron con importantes ganancias, en China el índice SSEC ganó 2.90 por ciento.

Mientras que en Europa, el alemán Dax y el Francés CAC40 subieron 1.22 y 1.33 por ciento.

Asimismo, en la Bolsa Mexicana de Valores, el IPC hiló dos jornadas de avances, al subir 0.21%, impulsado por el alza de las acciones de la productora de cobre Grupo México.

Contrario a esto, en Wall Street, el Dow Jones y el índice tecnológico Nasdaq retrocedieron 0.08 y 0.90%, respectivamente, ante dudas por la velocidad con la que China flexibilizará su moneda.

Lo anterior por temores de que los costos de las importaciones que realicen las empresas de EU desde China se incrementen.

Por su parte, las monedas emergentes, como el peso mexicano y el real, se apreciaron frente al dólar 0.31 y 0.11%, respectivamente, debido a que las economías de América Latina son importantes exportadoras de productos básicos.

Las materias primas como el cobre y el petróleo también finalizaron a la alza, el crudo referencial estadounidense, el WTI, ganó 64 centavos o 0.83 por ciento. Mientras que en Londres el cobre subió 2.49%, China consume 30% de la producción mundial del metal.

Cautela

Especialistas se muestran escépticos sobre la rapidez y la magnitud con la que se realice la apreciación del yuan.

Algunos coinciden en que las medidas fueron tomadas sólo para calmar las presiones de las principales economías de cara a la Cumbre del G-20.

[email protected]

termometro financiero