La economía mexicana no pudo sostener la dinámica de creación de plazas del año pasado y redujo a 60.9% su tasa de empleo en el primer trimestre, según información de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Igualmente, informó que al cierre de marzo había 48.6 millones de mexicanos de entre 15 y 65 años trabajando.

De acuerdo con sus métricas, el último cuarto del 2015 el mercado laboral mexicano cerró con una tasa de empleos superior, que estaba en 61.2 por ciento.

Con este nivel, el mercado laboral mexicano se encuentra entre los cuatro menos activos de los países OCDE, apenas superando a Turquía (51.9%), Italia (56.9%), Grecia (51.7%) y España (59.1 por ciento).

La OCDE incluye en la medición de personas empleadas a las que durante una semana desarrollaron una actividad laboral, aun si fue sólo una hora a la semana, que haya sido pagada; o bien, que tienen un trabajo no obstante que estén ausentes por incapacidad o baja temporal.

La tasa de empleo de la economía mexicana se encuentra por debajo de la media que tienen los 35 países de la OCDE, que se situó en 66.8% en el primer trimestre del 2016, es decir, 550 millones de personas radicadas en los 35 países de la Organización tenían un trabajo pagado al cerrar el primer trimestre.

La tasa de empleo promedio, según la entidad, es el nivel máximo en la serie histórica iniciada en el primer trimestre del 2005 y con ello supera en casi tres décimas el dato registrado en el primer cuarto del 2008.

Mapeo: Japón, a la cabeza

En la eurozona la tasa de empleo registrada por la Organización alcanzó 65.1% en el primer cuarto del año, un nivel que significa un repunte de 0.4% respecto del dato de diciembre y que corresponde a una tendencia de tres trimestres en incrementos.

También está la tasa recabada en Estados Unidos, de 69.3%; Japón tiene una tasa de empleo de 74% de su población; Canadá de 72.5%, y Reino Unido de 73.3 por ciento.

La situación del mercado laboral de Estados Unidos ha sido benéfica para los mexicanos radicados allá que envían remesas, lo que ha favorecido el flujo de recursos al país, al punto que en mayo regresaron a niveles no vistos desde el 2009.

En el desagregado de la información se observa que mientras en la OCDE la media de los jóvenes trabajadores entre 15 y 24 años es de 40.7% del total, la de México es de 40.6 por ciento; en tanto que los trabajadores de entre 55 y 64 años tienen una tasa de empleo de 58.8% del total en la Organización, contra 53.9% alcanzado en México.