Fitch Ratings dijo el jueves que el renovado compromiso de China de contener los riesgos financieros podría indicar un cambio respecto de sus metas elevadas de crecimiento económico, aunque las autoridades posiblemente seguirán evitando ajustar de manera agresiva las condiciones monetarias.

Reguladores y funcionarios chinos pusieron énfasis en su compromiso de aumentar la supervisión sobre el sector financiero en la Conferencia Nacional de Finanzas que se celebró recientemente.

El encuentro, que se realiza cada cinco años normalmente, establece el tono de la política económica para los próximos años.

El presidente Xi Jinping anunció la creación de un Comité de Desarrollo y Estabilidad Financiera que será supervisado por el Consejo de Estado, o gabinete, y que el banco central tomará un mayor rol en el manejo de los riesgos para los mercados.

Pero de todas formas existe incertidumbre sobre si los esfuerzos por abordar los riesgos seguirán siendo una prioridad si la economía se desacelera, sostuvo Fitch.

Esto podría representar una señal de un cambio más decisivo en el enfoque de política para alejarse de las metas altas de crecimiento, pero aún hay incertidumbre sobre si los esfuerzos por abordar estos riesgos continuarán como una prioridad si la actividad se ralentiza , dijo la firma crediticia en un comunicado.

La economía china se expandió a un ritmo más veloz de lo esperado de 6.9% en el segundo trimestre, dejando una senda cómoda para cumplir con su objetivo de expansión del Producto interno bruto (PIB) de este año de cerca de 6.5 por ciento.

Los ajustes monetarios posiblemente se tomarán más en cuenta a medida que las autoridades intentan limitar el impacto en el crecimiento económico, dijo Fitch.

Bancos centrales ajustarían políticas monetarias

Bajo este paniorama, las expectativas sugieren que los principales bancos centrales se alejarán de la política monetaria ultralaxa a pesar de la escasa evidencia de un aceleramiento de la inflación, mostraron el jueves sondeos de Reuters a más de 500 economistas.

Una conclusión notable de las encuestas es que se está abriendo una brecha entre aquello a lo que la mayoría de los principales bancos centrales indica, la inflación, y el sesgo de sus políticas, lo que llevó a muchos economistas a advertir el riesgo creciente de un error en este último aspecto.

Es uno de los rompecabezas económicos más sorprendentes de nuestro tiempo: por qué, cuando las tasas de desempleo están cerca de mínimos históricos en tantas partes del mundo occidental, el crecimiento de los salarios es tan lento y la inflación tan moderada , señaló Janet Henry, economista global jefe de HSBC.

Así que el mensaje general es que los bancos centrales tendrán que permanecer cautelosos sobre el ritmo al que retiran el apoyo monetario , agregó.

Las últimas encuestas de Reuters también destacaron el optimismo de los analistas sobre el impulso de la economía mundial, especialmente sobre Europa, así como las economías de India y China, que en conjunto tienen casi 40% de la población mundial.

De hecho, una mayoría de casi 150 economistas que respondió a una pregunta adicional dijo que es más probable que la economía global tenga un desempeño mejor y no peor durante el próximo año.

Pero una minoría significativa sigue viendo unos riesgos económicos predominantemente negativos, incluso después de más de una década de estímulo monetario y compras de activos de los principales bancos centrales por unos 15 billones de dólares.

Los sondeos de Reuters revelaron que no hubo cambios en las previsiones de crecimiento o, en el mejor de los casos, una ligera mejora para 26 de las 45 economías consideradas en comparación con los meses anteriores.

Las previsiones de expansión global, recopiladas por separado, han ido aumentando gradualmente desde finales del año pasado. El último pronóstico de crecimiento para el 2017 fue de 3.5%, seguido por la expectativa de una expansión de 3.6% en el 2018.