Con excepción de Tabasco, Estado de México, Puebla, Nuevo León y Durango, el gasto en infraestructura carretera aprobado para el resto de las entidades federativas en este año es menor que el del 2011, de acuerdo con un análisis desarrollado por la bancada del PAN en el Senado.

La bolsa de recursos avalada por el Congreso fue de 52,734 millones de pesos, es decir, una reducción en términos reales de 9% con respecto al 2011, cuando autorizó un monto por 56,332 millones.

Morelos registró la mayor reducción. La partida aprobada pasó de 1,173 a 882 millones de pesos, lo que significó una caída de 26.93 por ciento.

Del gasto neto, 67% está dirigido a construcción y modernización de carreteras; sin embargo, éste fue también menor al del año pasado en 13.12 por ciento. La erogación en caminos rurales y carreteras alimentadoras del estado registró una contracción de 37.46% en el 2012.

Le siguieron Chiapas, con una caída de 18.43%; Veracruz, con 17.34%; Michoacán, con 15.99%; Coahuila, con 15.27%: y Querétaro, con 15.26 por ciento.

De acuerdo con el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz, el gobierno sigue privilegiando el gasto corriente (aquel que se destina a la burocracia y rubros administrativos) sobre el de capital (proyectos productivos).

Las perspectivas económicas para este año cuando se aprobó el presupuesto eran poco alentadoras, y aún así se redujo el gasto a capital , comentó.

En opinión de la directora de Finanzas Públicas de aregional, Flavia Rodríguez, el endeudamiento al cual han recurrido los estados en los últimos años reduce aún más su margen de maniobra infraestructural.

MÁS DINERO PARA PROYECTOS HIDRÁULICOS

El gasto en infraestructura hidráulica en el 2012 será superior en 6.7% al aprobado en el 2011 en términos reales, al pasar de 23,343 a 25,507 millones de pesos, Con excepción de Yucatán, DF, Sonora y Puebla, en el resto de las entidades federativas fue superior la partida.