La tasa de desempleo en Alemania continúa a la baja y en junio se ubicó en 5.0%, con 2 millones 276,000 desocupados, informó la Agencia Federal del Trabajo.

El desempleo disminuyó en 1 décima de punto respecto a mayo pasado, cuando el indicador registró 5.1%, mientras que respecto a junio del 2017 registró un retroceso de 0.5%, indicó la dependencia en un comunicado.

En comparación con mayo anterior, la cifra de desempleados en Alemania disminuyó en 40,000 personas, mientras que en relación a junio del 2017 fue de 197,000 menos.

De acuerdo con la dependencia, el auge del empleo en Alemania se debe al positivo curso que ha seguido la economía en años recientes.

El presidente de la Agencia Federal del Trabajo, Detlef Scheele, calificó como “muy bueno” el estado que guarda el mercado de trabajo en el país y la perspectiva es que continuará así.

Para el segundo semestre de este año, el pronóstico de la agencia es que la tasa de desocupación se situará por debajo de 5.0 por ciento.

Los conflictos comerciales entre Estados Unidos y otros países industrializados no repercutirán en el mercado de trabajo alemán en un futuro previsible, ya que la situación del empleo en el país no depende de las exportaciones a la nación estadounidense sino en gran parte del consumo nacional.

El problema es que cada vez más se resiente la escasez de fuerza de trabajo. Uno de los sectores de la economía que más padece la falta de empleados es la atención a personas discapacitadas y de la tercera edad en casas de reposo. De 100 vacantes, sólo se reportan 27 interesados. Es un trabajo exigente y no lo suficientemente remunerado.

Scheele declaró que el mercado de trabajo en Alemania sigue evolucionando en forma favorable, siguiendo la tendencia de los años recientes.

De una población de 81 millones de habitantes, 44.8 millones tienen empleo en Alemania. La agencia informó este viernes que junio cierra con 805,000 empleos vacantes para los que se busca gente.

Los subempleos, que abarcan a quienes hacen cursos de capacitación o aprenden una nueva profesión financiados por el Estado alemán con un pago mensual, fueron 3 millones 240.