Las medidas de confinamiento para evitar la propagación del Covid-19 generaron un impacto en la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en diferentes bienes de consumo como la gasolina, comida chatarra, cerveza, cigarros y en juegos con apuestas y sorteos.

Para el cierre de mayo, se esperaba obtener ingresos por la recaudación del IEPS por alrededor de 211,940.3 millones de pesos y  se percibieron 194,094.2 millones de pesos, lo que significó un faltante de 17,846.1 millones de pesos, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Dicha recaudación significó una reducción anual de 1.9% en el acumulado enero-mayo. Si sólo se considera mayo se tuvo una caída anual de 25.7% y respecto del mes anterior (abril), la caída de la recaudación del IEPS fue de 20.8%, en términos reales.

“La crisis le está pegando de manera muy directa al consumo que es 70% de la economía y eso es generalizado en casi todos los bienes (...) en la medida en que no se reactive por completo la economía, la venta de estos productos seguirá estancada y ello impactará en la recaudación del IEPS”, dijo Víctor Gómez, subdirector de análisis de Casa de Bolsa Finamex.

En el caso del IEPS que se cobra en gasolina y diésel se observó una reducción anual de 2.8% en los primeros cinco meses del año dejando recursos al erario por 124,603.2 millones de pesos. Si solo se considera el mes de mayo, la recaudación presentó una caída anual de 26.9% y respecto al mes de abril, se redujo 27.4%, según datos de Hacienda.

A pesar de que el gobierno cobró por completo el impuesto en cada litro de Magna, Premium y diésel en mayo, las ventas de gasolina se cayeron como efecto de una menor movilidad, ya que muchas personas trabajaron desde casa o bien no podían salir a ningún lado, indicó Gómez.

“En abril y mayo, la actividad industrial se contrajo en cada mes entre 19 y 30% a tasa anual y este sector mueve básicamente sectores como el transporte de carga que consume diésel y al estar poco activo, afecta directamente los niveles de recaudación del IEPS”.

Comida chatarra deja menos ingresos; refrescos deja más

La recaudación que se obtiene del cobro del IEPS a alimentos no básicos con alta densidad calórica —mejor conocida como comida chatarra— se cayó 16.6% en los primeros cinco meses del año, aportando a las arcas del gobierno 7,834.6 millones de peso. Si sólo se considera mayo, la recaudación se redujo 1% anual y respecto del mes anterior, la caída fue de 15.5 por ciento.

“Llama la atención que se caiga esta recaudación porque la publicidad de este tipo de productos ha sido muy intensa. La baja se podría asociar a la pérdida de empleos y por tanto a la reducción de ingresos de las familias”, expuso Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey.

Con respecto, a los ingresos por IEPS en cervezas y bebidas refrescantes se reportó una caída anual de 16.4% en el acumulado enero-mayo; en el quinto mes registró una reducción anual de 41.5% y una caída de 20.5% respecto al mes de abril.

En tabacos labrados, la recaudación presentó un crecimiento de 20.5% en los primeros cinco meses del año, pero si sólo se considera mayo, la recaudación cayó 46.1% anual y respecto de abril, se presentó un aumento de 145 por ciento. Y en juegos con apuestas y sorteos, en el acumulado los ingresos cayeron 20.2% y en mayo cayeron 93.8% anual y al compararse con abril, la caída fue por 95 por ciento.

Para Armenta el panorama en los ingresos por el IEPS, IVA e ISR será variado, pues en la medida en que no mejore la economía y el empleo, los ingresos y el consumo de las personas será bajo y lento.

[email protected]