Las medidas contra la evasión fiscal propuestas en el Paquete Económico 2020 no representan “terrorismo fiscal” como lo argumentan los empresarios, porque en ningún momento se afectan los derechos del contribuyente, y sólo se busca adoptar políticas implementadas por las economías de la OCDE, afirmó Margarita Ríos Farjat, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Al reunirse con la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en privado, la funcionaria rechazó que en la política fiscal del próximo año se le otorguen “más dientes” al SAT, por el contrario, es adoptar medidas de fiscalización aplicadas por otras naciones, y en caso de que haya abuso, “pues nos demandamos, y ahí están las autoridades judiciales, la Suprema Corte, entonces en dónde está el terrorismo, en qué parte me dicen ya no escuches. Lo que considero es hay que actuar con mayor inmediatez y sí hace falta hacer”.

Destacó que el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador es no aumentar los impuestos, y la opción es darle mayores instrumentos a la fiscalización a fin de mejorar la recaudación.

“La Ley y el Código Fiscal siempre contemplan una protección al contribuyente… Nosotros no imponemos la pena, no mandamos a la cárcel, sólo denunciamos y es la autoridad judicial, es la que verá si es verdad”, pidió reflexionar a los industriales.