La entrada de José Antonio Meade a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público favorecerá la negociación del presupuesto para el próximo año y podría facilitar la ejecución de los recortes al gasto, concuerdan analistas de Barclays, HSBC, Banorte-IXE y el Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Según el economista en Jefe para México de Barclays, Marco Oviedo, Videgaray se desgastó. Se necesita una persona con credibilidad y habilidad política para llevar la negociación del presupuesto. Es un cambio positivo .

El economista senior para América Latina del IIF, Martin Castellano, explica que el relevo ayuda a ganar cierto espacio político para ejecutar los inevitables recortes de gasto, sin resignar confianza del mercado en el equipo económico .

Aparte, el economista en jefe para México de HSBC, Alexis Milo, comenta que el cambio puede dar lugar a una comunicación renovada entre la actual administración y el Congreso, evitando así las discusiones que puedan conducir a modificaciones sustanciales en el programa .

Y lo consigna como uno de los dos factores favorables para anticipar un proceso de discusión relativamente suave en el Congreso para el programa económico 2017.

En primer lugar, la mayor preocupación por el deterioro de la posición fiscal es probable que pueda permear al Congreso, generando incentivos para que los partidos de oposición apoyen un presupuesto más frugal .

Presupuesto conservador

Para el estratega de HSBC, el Paquete Económico 2017 propuesto al Congreso fue más allá de las expectativas; sus supuestos macroeconómicos son conservadores y avanza, como se esperaba en los ajustes fiscales .

Destaca que pese a proponer la liberalización gradual del precio de los combustibles, el programa no proporciona detalles de la medida.

Califica de conservadora la proyección de la producción media de petróleo a 1.9 millones de barriles diarios en el 2017, considerando que es 9.5% inferior al fijado en el programa para el 2016.

Sobre el total de gasto publico neto y la disminución de 1.7% en términos reales con respecto del presupuesto original para el 2016, considera que está destinado a ser permanente .

Se espera que la combinación de los crecientes ingresos y los recortes presupuestarios propuestos puedan reducir el déficit público .

No obstante, destaca que los Requerimientos Financieros del Sector Público, una medida del amplio déficit que incluye a Pemex y otras entidades, fueron definidos en 2.9% del PIB para el año entrante, una propuesta que es ligeramente inferior a la preliminar anunciada por la Secretaría de Hacienda, tres semanas atrás, que fue de 3 por ciento.

Conocido del mercado

El analista del IIF se encontraba en una gira por México cuando el presidente Enrique Peña Nieto anunció el relevo del secretario Luis Videgaray. En su opinión, que compartió también a sus clientes, el nuevo secretario tiene probada capacidad y amplia experiencia en el sector público, ocupando cargos clave tanto en esta administración como la anterior .

Como Castellano, el equipo de análisis económico y bursátil de Banorte-IXE, que dirige Gabriel Casillas, advierte que sin duda los inversionistas recibirán positivamente el anuncio del relevo, y recuerda en un análisis que Meade ya estuvo al frente de la dependencia durante los últimos dos años de la administración del anterior presidente, Felipe Calderón.

ymorales@eleconomista.com.mx