Luis Madrazo, titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, aseguró que sí se tuvo una mayor disciplina y austeridad por parte del sector público en el 2016, y que el exceso de 611,934 millones de pesos que se reportó en el gasto público se debió en gran medida al apoyo que se brindó a las empresas productivas del Estado.

Este excedente son recursos que no se gastaron en el sentido tradicional económico, pasan por un registro de gasto en el presupuesto, pero se depositan ya sea en el capital de las empresas o en los fondos de estabilización. Son recursos que no han salido del sector público , expuso en conferencia de prensa al presentar el reporte del cuarto trimestre del 2016.

Insistió en que, para mejorar la situación financiera tanto de Petróleos Mexicanos (Pemex) como de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y como parte del esfuerzo que hicieron por reducir sus gastos y el pasivo de pensiones, el gobierno federal les entregó 345,300 millones de pesos del erario público, el cual debe considerarse como un ahorro y no un gasto.

Si damos la impresión de que se gastó de más, se interpreta el gasto de una manera equivocada, pero si explicamos correctamente que esos recursos son básicamente ahorros que permanecieron en el sector público, se va a poder comunicar adecuadamente la labor de contención en las finanzas públicas , expuso ante la insistencia de periodistas de que explicara el exceso del gasto público, que superó en más de 600,000 millones lo establecido en el presupuesto.

Indicó que también se entregaron alrededor de 70,000 millones de pesos al Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP) y 1,700 millones de pesos en el pago de aportaciones pendientes a organismos internacionales, de conformidad con lo que establece la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Comentó que, si se excluyen los recursos destinados a la inversión financiera (Pemex y CFE), el pago de las pensiones, las participaciones que se entregan a Estados y municipios, y los intereses que se pagan por la deuda, en realidad el gasto del 2016 se redujo en 3.7 por ciento.

Por supuesto que sí hubo un proceso de austeridad y de contingencia (...) Se están cumpliendo las metas de déficit, porque en gran medida el incremento de gasto se dio en la parte de inversiones financieras .

Exceso de gasto pone más ?riesgo en reducir calificación

Expertos consideraron que el hecho de que el gobierno federal siga presentando un mayor gasto al del año anterior y que ello no se vea reflejado en mayores inversiones o crecimiento económico incrementa el riesgo de que las calificadoras como Moody’s o Fitch Ratings reduzcan la calificación del país, la cual se ubica en perspectiva Negativa.

Sunny Villa, directora del Centro de Investigación Económica Presupuestaria, comentó que si bien se está cumpliendo con el pago de deuda, hay que ver de dónde provienen esos recursos. No sé qué perspectiva tengan de esto, pero con el incremento de las tasas de interés y el tipo de cambio, la deuda va a subir y eso es lo que se tendrá que revisar muy de cerca .

En el cuarto informe trimestral vemos que sigue habiendo una presión por el pago de pensiones y el costo financiero de la deuda. Mientras no se realice una reforma fiscal, el gasto programable va a impedir un mayor margen de maniobra sobre el gasto .

Para Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, estos recursos que provienen del erario público han servido para cubrir los hoyos financieros de las dos empresas y lo hacen para que las agencias no cambien la calificación; el problema es que no sabemos cómo se aplicaron los recursos, porque a Pemex se le han hecho reducciones de alrededor de 100,000 millones de pesos en su inversión .

Cancelan 11,438 plazas ?de altos mandos

Isaac Gamboa, jefe de la Unidad de Política y Control Presupuestario de Hacienda, refirió que como parte del plan de austeridad del gobierno federal, se han cancelado 11,438 plazas de funcionarios de altos mandos como directivos generales y adjuntos. Al inicio de esta administración se hizo una reducción de 10% en el presupuesto de servicios personales a burocracia, que representó 403 millones de pesos .

Destacó que, desde que inició la administración de Enrique Peña Nieto a la fecha, se han recortado alrededor de 18,800 millones de pesos, de los cuales, dos terceras partes provienen del material de servicios personales.

Tenemos reducciones importantes en energía, gasolina, telefonía convencional y celular, consultorías, mantenimiento de inmuebles, viáticos y convenciones. Si comparamos el gasto pagado en el 2015 al del 2016, se ha hecho una reducción de 10.7% en términos reales .

De acuerdo con información de la misma Secretaría de Hacienda, durante el 2016 el gasto en servicios personales fue 1 billón 110,081 millones de pesos, un incremento real de 0.1%, respecto del 2015, cuando reportó un gasto en este rubro por 1 billón 78,539 millones de pesos.