Si México no logra restablecer la confianza de los inversionistas, la recuperación económica dependerá de forma importante de lo que pase fuera del país advirtió el Director de Asesorías para las Américas de Julius Baer, Esteban Polidura.

“La confianza de los inversionistas acerca de México no está en su mejor punto por algunas decisiones tomadas en los últimos años. La Inversión Extranjera Directa (IED) lo deja muy claro. Para que vuelvan a fluir los capitales productivos, será importante restablecer la confianza en el Estado de derecho y demostrar que los proyectos privados y las concesiones no serán cancelados”, consignó.

Entrevistado por El Economista, explicó que “la gran mayoría de los inversionistas son bastante agnósticos, sin predilección de un país a otro. Ellos buscan retornos por cada dólar invertido”.

Es en este sentido que sería importante que México asuma que está compitiendo con otros países por capitales productivos y de cartera.

Destacó que por ahora, y para un lapso de seis a 12 meses, la perspectiva para México es positiva.

“El mundo está en tendencia al alza y se ha reducido el ruido por las elecciones de Estados Unidos y la expectativa de que el Covid será controlado mucho más rápido de lo que pensábamos”.

De ahí su pronóstico de que la economía mexicana conseguirá un rebote estadístico de 4% en el dato del PIB para el 2021. Una tasa que sin embargo, no logrará compensar la profunda caída de la economía mexicana en este año, cuyo pronóstico se mantiene sin cambio en 10 por ciento.

Desde Zurich, donde se encuentra la sede del banco, el estratega explicó que este es el panorama que capta la ratificación de la calificación de México por parte de Fitch, que se encuentra en el escalón más bajo del grado de inversión “BBB-” con perspectiva Estable.

Pero si viene otro choque radical en el mundo porque no lleguen las vacunas en un lapso corto, o si no alcanzan para inmunizar a una proporción amplia de personas, el panorama para México volverá a complicarse”, advirtió.

Grado de inversión

Reconoció que no se puede descartar la posibilidad de que México pierda el  grado de inversión, lo que puede suceder a fines del año próximo o principios del 2022.

Qué destaca a México de otros países

  • La mayoría de los inversionistas no tienen preferencia por un país u otro, sino por los rendimientos que obtendrán de su dinero. “Ellos buscan el mayor rendimiento por cada dólar invertido”.
  • Debido a que el gobierno ha logrado cobrar más impuestos de los contribuyentes cautivos se ha contrarrestado parcialmente el efecto en la recaudación de la contracción económica y pérdida de empleos.
  • Las reservas internacionales también son favorables para México, pues se encuentran muy cerca de los 200,000 millones de dólares (194,380 mdd al 20 de noviembre).
  • La deuda de México, que el banco suizo calcula cerrará el año en 58% del PIB, contra la de otros países de la región como Brasil, que está en 100% del Producto, es otro aspecto en donde el país “claramente sale ganando”.

ymorales@eleconomista.com.mx

CORRECCIÓN 01/12/2020 12:54 Una versión previa contenía una impresición sobre el cargo de Esteban Polidura, quien es Director de Asesorías para las Américas de Julius Baer.