Para cumplir las propuestas de campaña que propone el candidato presidencial Ricardo Anaya, como el crear un ingreso básico para todos los mexicanos, no se necesita de una reforma fiscal para financiarlo, sino un nuevo pacto hacendario, indicó Salomón Chertorivski, asesor económico del candidato presidencial Ricardo Anaya de la coalición Por México al Frente.

“Más que una reforma fiscal, sí necesitamos un pacto hacendario (…) tiene que ir asociado a cómo vamos a gastar y en qué vamos a gastar con transparencia”, expuso frente a alumnos y académicos de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Apuntó que este pacto debe ir acompañado de una reforma en el sistema anticorrupción “si no va en paralelo la discusión impositiva con anticorrupción no cuadra el hablar de un pacto hacendario. Debemos aclarar cómo vamos a gastar y con transparencia”.

También, dicho pacto debe ir orientado a tener una tasa cero en el ISR de todos los trabajadores que ganan menos de 10,000 pesos al mes.

Afirmó que el ingreso básico para cada uno de los mexicanos es posible, pero no en el corto plazo, sino que irá beneficiando a más personas de manera gradual, tal como sucedió con los beneficiarios del programa Seguro Popular.

“¿Es posible que el dos de diciembre del 2018 todos los mexicanos tendrán este ingreso? la respuesta es no. Pero ¿es posible como el Seguro Popular que empezó con un millón de beneficiarios y hoy tiene alrededor de 57 millones de personas en 15 años? sí lo es”, enfatizó.

Chertorivski aseguró que en caso de que Ricardo Anaya gane las elecciones, lo primero que hará el primero de diciembre del 2018 es convocar a la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) para subir el salario mínimo en 100 pesos.

“No es suficiente, pero es posible (para adquirir) la canasta alimentaria de un adulto y un dependiente; la propuesta también es que para 2022 lleguemos a la línea de bienestar. Es decir, aquel que trabaje en el mercado formal estará por lo menos afuera de la línea de pobreza”, dijo mientras aseguró que la Conasami desaparecerá.

NO SE CAMBIARÁ MODELO ECONÓMICO  

Chertorivski, quien es egresado del ITAM, expuso que uno de los ejes centrales del plan económico de Ricardo Anaya es combatir la desigualdad en México a través de fortalecer variables del modelo económico que se estableció desde 1990.

“No se trata de un cambio de modelo en abstracto lo que hay que entender es que existen muchas piezas del modelo que no funcionaron y que necesitamos cambiar para que nadie se quede atrás”.

Añadió que  si bien la economía mexicana ha crecido en promedio 2.5% en las últimas tres décadas, el problema es que la distribución de los recursos ha sido cada vez más inequitativo.

“Tenemos la necesidad de crecer con mayor igualdad, creo que el modelo donde más falló es que después de la crisis de 1995-96 fue claro que la variable objetivo fue el crecimiento económico, pero fue a costa de sacrificios sociales”.

¿QUÉ OPINAN LOS ESTUDIANTES?

Marcelo Gutiérrez, estudiante de economía de la UNAM consideró que las propuestas de Chertorivski son interesantes, pero le sorprendió que no abundara de la participación comercial de México en el futuro con el mercado mundial, especialmente con el chino.

“China está formando parte de los planes económicos de los países emergentes en el mundo y que no lo mencione y después me diga que no es relevante para la economía mexicana, me muestra que no tiene una concepción clara de lo que está pasando en el mundo”.

A su parecer, las propuestas del asesor económico de Andrés Manuel López Obrador, Gerardo Esquivel quien se presentó en la UNAM el pasado lunes, fueron más claras en cómo se posicionará a la economía mexicana en el mundo.

Francisco Saavedra, estudiante de la Escuela Bancaria y Comercial consideró buena la propuesta de un ingreso universal, la cual se puede contrarrestar con la de dar un ingreso a los jóvenes que no trabajan ni estudian.

Antonio Vizuete, quien también estudia economía en la UNAM, consideró que la propuesta más interesante de Chertorivski fue justamente el ingreso básico universal, dado que busca eliminar al menos la pobreza extrema en el país.