El crecimiento del nivel de empleo de Estados Unidos superó las previsiones en febrero, lo que podría aliviar los temores a una abrupta desaceleración de la expansión económica y mantener a la Reserva Federal en el camino de la reducción de su estímulo monetario.

Los empleadores incorporaron 175,000 posiciones a sus nóminas el mes pasado, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. Varios economistas esperaban un alza de 149,000.

La tasa de desempleo subió levemente a 6.7 % desde 6.6 %. Los analistas preveían que se mantendría sin cambios.

Por otra parte, William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, enfatizó algunos puntos favorables de la larga recuperación del país tras la recesión.

Destacó que el mercado laboral sigue deprimido y dijo en un discurso que le gustaría ver un crecimiento económico más rápido y un mayor progreso en la disminución del desempleo y alza de la inflación.

Dudley no entró en detalle sobre las políticas de la Fed de compras de bonos y tasas cerca de cero, y aunque sus declaraciones sobre la economía fueron relativamente optimistas, sus comentarios a favor de una política de apoyo a la recuperación refuerzan la idea de que la Fed no está dispuesta a iniciar un endurecimiento monetario.

Además, pronosticó un crecimiento sostenido en Estados Unidos superior a 2.25 %, suficiente para impulsar el mercado laboral.

No obstante, advirtió de una "importante subutilización" tanto de los recursos de capital como laborales.

"Esto implica, a cambio, que la actual postura altamente expansiva seguirá siendo adecuada por un buen tiempo", sostuvo Dudley en declaraciones preparadas para estudiantes de Brooklyn College.

La Fed, que tiene como tarea lograr el máximo empleo sustentable en la mayor economía del mundo, destina 65,000 millones de dólares en compras de bonos por mes y ha prometido mantener las tasas bajas por un tiempo, probablemente hasta entrado el próximo año.