Para no sustentar las finanzas públicas únicamente en mayor gasto y deuda debemos plantearnos si estamos dispuestos a pagar más impuestos, estableció el titular de la Unidad de Planeación Económica de la secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher.

El funcionario lanzó este desafío a ejecutivos de finanzas del país reunidos en el Foro Internacional 2010 tras conocer el resultado de una encuesta electrónica que se llevó a cabo ahí mismo, en la cual 69% de los asistentes afirmó que México puede salir adelante frente al nuevo desafío que tienen las finanzas públicas, pero consideraron que el gobierno requiere llevar a cabo más acciones.

Messmacher planteó que si queremos invertir 9% del PIB en infraestructura como lo hace China, debemos ver si estamos dispuestos a pagar más tributos.

Advirtió que pretender sustentar el desarrollo del país en con finanzas públicas no sanas, estaríamos regresando a problemas que tuvimos en el pasado.

Por eso manifestó que en los últimos 30 años, México ha crecido a tasas muy bajas. Y pese a que se ha manejado bien la estabilidad macroeconómica el reto es acelerar el paso más allá de un 3 por ciento.

Reforma de fondo

En su oportunidad, el senador panista, Gustavo E. Madero manifestó su rechazo a la idea de aumentar más los impuestos. Falta una reforma fiscal de fondo , coincidió, pero no necesariamente significa que tenga que haber más impuestos, consideró.

Se necesita cerrarle el paso a la evasión, elusión y menos regímenes preferenciales, destacó.

Pero sobre todo una relación der confianza porque para la secretaría de Hacienda uno es evasor hasta que se demuestre lo contrario , acusó.

El tema de la reforma fiscal, según Madero, es contar con un sistema que haga que la gente se regularice porque no lo harán con un esquema complejo e ineficiente.

Educación, la clave

En ese contexto, consideró que podemos crecer a una tasa de entre 6% y 7% poniendo énfasis en el tema de la educación.

La educación es la clave , reconoció al señalar que la OCDE reconoce que somos el país que más gasta en este sector. El problema, puntualizó, es la calidad.

En otra parte de su ponencia dijo que como parte del blindaje a la economía sería deseable tener mayores recursos en el Fondo de Estabilización. No al mismo nivel del que tienen Chile o Noruega que representan el 50% del PIB, pero si reforzarlo más, pues el nuestro equivale a 1% del PIB.

lflores@eleconomista.com.mx

apr