El crecimiento del sector manufacturero de China se elevó por  arriba de lo esperado en marzo, ya que las autoridades levantaron algunas restricciones aplicadas en el invierno para moderar la contaminación y las siderúrgicas aumentaron su producción, de acuerdo con un sondeo entre gerentes de compras.

El Índice oficial de Gerentes de Compras (PMI, por su sigla en inglés) subió a 51.5 en marzo, en comparación con la medición de 50.3 de febrero, y se mantuvo por encima de la marca de 50 puntos que separa el crecimiento de la contracción.

Las condiciones de negocios para el amplio sector manufacturero de China han arrojado mejorías durante 20 meses consecutivos.

Analistas habían anticipado un repunte en la lectura del tercer mes del año a un nivel de 50.5 debido a un repunte del sector de la construcción en la medida que pasaba el invierno.

Impulsados por el gasto en infraestructura del gobierno, el mercado inmobiliario y una inesperada fortaleza de las exportaciones, el sector manufacturero ayudó a la economía china a generar un crecimiento de 6.9% en el 2017, por encima de lo esperado.

Sin embargo, los economistas esperan ampliamente que el ritmo se enfríe por una desaceleración de la inversión en propiedades y un alza en los costos del crédito.

En tanto, el sector no manufacturero del país asiático también tuvo una rápido crecimiento en marzo.

El índice PMI de este sector se ubicó en 54.6 en el tercer mes del año, por encima de 54.4 reportado en febrero.

El sector servicios, que contribuyó con 58.8% del crecimiento de China en el 2017, registró también un avance firme en su el índice de actividad comercial, con 53.6 puntos.