Cualquier gobierno que quiera dar buenas señales de la estabilidad de sus finanzas públicas debe mantener un superávit primario y el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador no puede ser la excepción, por lo que es uno de sus mayores retos, indicó Félix Boni, director general de análisis en HR Ratings.

En entrevista, recordó que, si bien en el 2017 el gobierno de Enrique Peña Nieto logró tener un superávit primario, luego de nueve años de registrar más gastos que ingresos, sin considerar el pago de intereses de la deuda, la siguiente administración debe esforzarse por mantenerlo.

“Tener superávit primario muestra una señal de que no suba más la deuda y el pago de intereses de la misma. Entonces, si quieres reducir la relación deuda-Producto Interno Bruto (PIB), es necesario tener un superávit primario”.

Para el cierre de este año, el gobierno de Enrique Peña Nieto estimó un superávit primario por 181,295 millones de pesos, 0.4% del PIB; mientras que para el 2019 sería por 216,745 millones de pesos.

Boni comentó que estarán a la espera de la estrategia que llevará a cabo el siguiente gobierno para tener finanzas públicas responsables y bajar la deuda, pues a partir de ello, la agencia evaluará tanto la calificación de la deuda soberana de México y la perspectiva estable que ratificó el viernes pasado.

“Creemos que la deuda va a seguir bajando, pero esperaríamos que en los primeros años (del gobierno de López Obrador) tengamos superávit cero. Eso sería un poquito más serio para nosotros en términos de nuestra evaluación”.

Tasas de interés, factor que afecta pago de deuda

El directivo de HR Ratings mencionó que están previendo que el Banco de México cierre el 2018 con una tasa de interés de 8%, es decir, la elevaría en 0.25 puntos base, lo cual podría influir sobre el costo financiero de la deuda.

De acuerdo con su reporte y estimaciones, para el cierre de este año, el costo financiero de la deuda representará 2.78% del PIB, lo que implica un aumento frente a 2.45%, con el que cerró el 2017. Para el 2019, será de 2.83% y, para el 2024, podría llegar hasta 3.01% del PIB.

En los Pre-Criterios Generales de Política Económica del 2019, se considera destinar 654,284 millones de pesos al costo financiero de la deuda del 2018; mientras que para el siguiente año serán 713,842 millones de pesos.

Aclaró que la tasa de referencia es uno de varios elementos que afectan el costo financiero de la deuda, el cual también se incrementa por el tipo de cambio, por la deuda en dólares y por la política monetaria que establezca la Reserva Federal en Estados Unidos.

Boni dijo que el servicio de la deuda así como el pago de pensiones son algunas de las presiones que deberá enfrentar el próximo gobierno en materia de gasto público.

“Hay muchas presiones que provienen del gasto y otras más de los mercados, ambas se deben enfrentar para mantener las finanzas públicas estables. Conforme ellos muestren sus planes, nosotros revisaremos nuestra decisión de cambiar o no la calificación”.

Con respecto a la renegociación del Tratado Libre de Comercio de América del Norte, refirió que, si bien prevén ciertos panoramas de riesgo, el nuevo gobierno junto con el actual llegarán a un buen acuerdo con Estados Unidos y Canadá.

Mayores ingresos, reto

Por lo anterior, el directivo dijo que el siguiente gobierno deberá dejar en claro cómo cubrirá sus gastos sin generar nuevos ingresos, pues ha dicho que no elevará ni creará nuevos impuestos.

“Se debe mejorar la recaudación de los impuestos actuales, usando de manera más eficiente los mecanismos que ha establecido el Servicio de Administración Tributaria. La idea es que se aprovechen esos mecanismos a 100 por ciento”.

Indicó que estarán a la espera de la Ley de Ingresos de la Federación y del presupuesto de egresos para seguir evaluando la política fiscal y monetaria que se llevará a cabo en los próximos seis años.

“Estaremos observando las metas en cuanto a los niveles de deuda y déficit, tanto primario como financiero, los supuestos para lograr estas metas y los tiempos en los cuales se pretende alcanzarla”, concluyó.