Caracas.- La economía venezolana decreció 2.8% el 2014, dijo el miércoles el presidente Nicolás Maduro, en medio de una baja sostenida del barril de crudo, su principal fuente de ingresos.

En su mensaje ante la Asamblea Nacional, el mandatario agregó que la inflación en el país petrolero cerró el 2014 por encima del 64%, la mayor de Latinoamérica.

"Tuvimos un decrecimiento económico de 2.8% y una inflación muy alta por encima del 64%", dijo Maduro durante su alocución transmitida en cadena de radio y televisión alegando que, a pesar de ello, lograron reducir el nivel de desempleo.

La economía venezolana entró en recesión en 2014 luego de haber crecido 1.3% el año anterior, complicando el panorama para Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez, que enfrenta además una crisis de abastecimiento que ha derrumbado su aprobación a mínimos desde que asumió en 2013.

Para el 2015, hay estimaciones pesimistas como la informada el miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de una contracción del 7% por la abrupta caída de los precios internacionales del petróleo

El gobierno socialista de Venezuela culpa del mal desempeño del país a una "guerra económica" librada por la oposición política con apoyo de Estados Unidos con el fin de desbancarlo.

Sin embargo, los empresarios aseguran que es el corolario del fracaso de 15 años de nacionalizaciones, controles de cambio y enfrentamientos con la empresa privada.

El temor de que el país pueda entrar en cesación de pagos ha crecido en los mercados, a pesar de que Maduro aseguró que el país honrará sus compromisos.

Economistas han sugerido que el Gobierno debe adoptar medidas impopulares pero necesarias para mejorar su flujo de caja como la unificación de los tres tipos de cambio en el sistema controlado y el aumento de la gasolina más barata del mundo, que le cuesta 12,500 millones de dólares anuales de subsidios al país.

Maduro dijo el miércoles que en 2014 el desempleo llegó al 5.5% de la población económicamente activa.

mac