El gobierno regional de Madrid anunció a la Asamblea de aquella ciudad un programa de incentivos dotado con 25 millones de euros para impulsar la contratación de trabajadores afectados por la crisis del Covid-19.

La comunidad de Madrid intenta mitigar los destrozos que el coronavirus y el prolongado confinamiento están provocando en la actividad económica y el empleo. Un impacto que en abril se tradujo en 41,263 desempleados más, elevando el número de la región por encima de 405,000.

El plan, bautizado Madrid Emplea,  que aún debe ser sometido a la aprobación del Consejo de gobierno del ejecutivo regional, contempla un conjunto de incentivos a la contratación de trabajadores que perdieron su empleo por la crisis del Covid-19 o se han visto afectados por ERTE (expendiente de regulación temporal de empleo), ya sea de suspensión de contrato o de reducción de jornada.

La primera línea, dotada con 6 millones, ofrecerá ayudas entre 5,000 y 7,500 euros para incentivar la contratación indefinida de personas que hayan perdido su trabajo por causas vinculadas a la pandemia.

El segundo bloque, dotado con otros 6 millones, brindará ayudas de 3,000 euros a aquellas empresas y trabajadores autónomos que reincorporen a trabajadores afectados.