Los 21,062 millones de pesos que se esperan recaudar por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas azucaradas en el 2016 deberán ser dirigidos a programas sociales que ayuden a combatir enfermedades como la obesidad y la diabetes, coincidieron expertos.

Diego de la Mora, coordinador de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar, indicó que ante la pronta discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF-2016), se debería agregar un anexo para crear un nuevo programa público o fideicomiso que se encuentre enfocado a mejorar la salud de los mexicanos.

El gobierno debe tomarse más en serio esta problemática, pues no destina suficientes recursos para prevenir la obesidad y otras enfermedades , expuso durante la presentación del estudio Una epidemia: la discusión fiscal y presupuestaria del 2016 y la prevención del sobrepeso y la obesidad en México .

Indicó que en México siete de cada 10 mexicanos adultos padecen sobrepeso u obesidad (69.4% de los hombres y 70.3% de las mujeres); lo peor, uno de cada tres niños se encuentran en la misma situación.

Por ello, insistió en que también la recaudación que se obtenga por el IEPS de los alimentos que contienen alta densidad calórica por la que se recaudarán 17,323 millones de pesos sean dirigidos a combatir enfermedades como hipertensión, cardiopatía y ciertos tipos de cáncer.

En un año, la recaudación de estos impuestos se ha incrementado en casi el doble al pasar de 18,055 millones de pesos en el 2014 a 33,619 millones de pesos en el 2015 , detalló De la Mora.

Aún más, estos gravámenes han contribuido a reducir el consumo de estas bebidas en 6% durante el 2014; mientras que el consumo del agua se incrementó en 10% en el mismo periodo, recalcó.

El costo podría llegar a más de 100,000 mdp

Al respecto, Fiorella Espinosa, investigadora en salud alimentaria en El Poder del Consumidor, agregó que 77% de las muertes en México son por enfermedades como la obesidad y diabetes.

Además, agregó, el costo por estas enfermedades cada vez representa significantes cantidades al erario público. En el 2008 se destinaron 42,000 millones de pesos, pero para el 2017 se estima que rebase los 100,000 millones de pesos.

Enfatizó en que el gasto que se hace en estas enfermedades debe ser el mismo para prevenirse. Destacó que actualmente existen cuatro programas cuyo objetivo principal es la prevención del sobrepeso y acceso al agua para el consumo humano; sin embargo, en la parte de prevención los recursos han disminuido.

Al respecto, Luis Miguel Encarnación, director general de Fundación Mídete, expuso que si bien existen muchos programas preventivos a la salud, la mayoría fueron hechos por ocurrencias sin investigaciones.

Lo que queremos es que se deje de trabajar en ocurrencias políticas y que se haga un programa o fideicomiso con investigaciones nacionales e internacionales. Prevenimss o Prevenissste son programas muy generales y que no ayudan a combatir realmente la obesidad del país ni la diabetes , planteó el directivo.

Añadió que en el 2015 se destinaron 27,497 millones de pesos para programas vinculados con la prevención de la obesidad, sobrepeso y enfermedades no transmisibles. No obstante, sólo 1,332 millones de pesos realmente están enfocados y tiene como prioridad combatir estas enfermedades.

Sin acceso al cuidado de la salud, 25% de la población

Fiorella Espinosa refirió que esta problemática aún es peor al observar que una cuarta parte de la población no cuenta con protección a la salud; es decir, no está afiliada a ningún sistema de seguridad social.

Es válido mencionar que estos programas deben ser dirigidos a los sectores más vulnerables, a las personas que padecen estas enfermedades y no cuentan con recursos suficientes para recibir un tratamiento médico , aseveró.

Acotó que la estructura programática que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público fue una buena idea; pero existen programas de la SEP, del IMSS, ISSSTE y Conagua que debieron ser fusionados para tener un mejor registro sobre su desempeño.

[email protected]