Hasta el martes 17 de mayo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó que no ha tenido comunicación alguna con el director gerente, Dominique Strauss Kahn, detenido en Nueva York, y reconoció a título institucional que será importante tener contacto con él en su momento .

Mientras, los representantes de los países más influyentes en el FMI comenzaron a fijar sus posiciones. Estados Unidos, el mayor accionista del organismo, cuya cuota le permite tener un poder de voto de 16.80% del total, ya se pronunció a favor de la renuncia de Strauss Kahn.

Obviamente no está en posición de dirigir al FMI , respondió Timothy Geithner, secretario del Tesoro al medio especializado Dow Jones Newswires.

Angela Merkel, canciller de Alemania, ya había fijado una posición desde el lunes, que hoy confirmó el portavoz del ejecutivo alemán, Christoph Steegmans tiene mucho sentido que el Fondo tenga un director gerente que esté muy familiarizado con las particularidades de Europa, las cuestiones monetarias y también las circunstancias políticas .

Solo que Alemania tiene un poder de voto en el FMI de 4.30%, y ni juntándolo con el de Francia y Reino Unido, logra igualar el peso que en cambio tiene por sí solo EU.

El segundo mayor accionista del Fondo, Japón, con un poder de voto del 6.25%, ya dijo que es muy pronto para subirse a la discusión de la sucesión en el organismo, esto lo expresó el secretario de gabinete nipón, Yukio Edano.

DECIDIENDO

Según el Convenio Constitutivo del Fondo, el encargado de elegir al Director Gerente es el Directorio Ejecutivo, que está integrado por 24 representantes de los países miembros. Es decir, son 24 sillas de representación.

Estos 24 representantes agrupan a los 187 países integrantes pero sólo unos cuantos tienen el poder de decidir sin necesidad de consensar el parecer de un grupo de países.

Estos privilegiados, según el tamaño de la cuota que pagan al FMI, son Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, China, Arabia Saudita y Rusia.

Los demás países están agrupados en otras 16 sillas y su voto tiene que ir consensado con los representantes de otras latitudes. Así por ejemplo, México ocupa una silla con España Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, España y Venezuela y el peso del voto conjunto de nuestro grupo, es de 4.66 por ciento.

Para postular a un candidato a suceder al Director Gerente, tiene mayor posibilidad de ganar el que recibe el apoyo de los países con mayor poder de voto.

PODER A LOS EMERGENTES

China es el mayor accionista emergente del FMI. Tras la reforma de votos, se quedó con 6.02% del total. Y ha pedido que el proceso de selección del dirigente del Fondo sea abierto a los méritos y sobre todo, transparente.

Mientras, el ministro de finanzas sudafricano, Pravin Gordhan, explicó que las instituciones como el FMI deben reformarse para ser creíbles, lo que significa que tendrían que representar plenamente las voces de todos los países.

Sudáfrica comparte una silla en el directorio del FMI con otros 20 países y su voto conjunto representa el 3.23 por ciento.

[email protected]