Durante el 2014 los ingresos petroleros del sector público cayeron 7.5%, al sumar 1 billón 213,347.8 millones de pesos, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Con esta contracción el erario público dejó de percibir 52,377.2 millones de pesos, debido, primordialmente, a la menor producción de crudo y de gas natural, así como a mayores importaciones de petrolíferos.

El informe anual de la Secretaría muestra que de enero a diciembre del 2014 se esperaban ingresos petroleros por 1 billón 265,725 millones de pesos.

El resultado, explicó, se debe, principalmente, a un menor precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo (9.1%) y a la menor plataforma de producción (3.3%, respecto del 2013), situación que en el tercer trimestre del 2014 le restó 0.4 puntos porcentuales al crecimiento del PIB.

Por otra parte, el IEPS a gasolinas generó un hueco de 28,852.3 millones de pesos, ya que al iniciar el año el gobierno programó recibir 16,843 millones de pesos y sólo alcanzó 12,369.3 millones de pesos.

En los últimos meses el precio de la mezcla del petróleo ha disminuido drásticamente; las finanzas públicas dependen en 30% de los ingresos petroleros.

Por su parte, los ingresos tributarios le dejaron una recaudación a las arcas del gobierno de 1 billón 815,514.3 millones de pesos, un incremento de 6.1% real anual en comparación con lo obtenido durante el 2013, principalmente por la aplicación de la reforma hacendaria.

De acuerdo con el Informe Anual de las Finanzas Públicas y Deuda Pública del 2014, los impuestos que le arrojaron una recaudación favorable al erario público fueron: el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

La recaudación del IEPS ascendió a 124,016.1 millones de pesos, lo que implica un crecimiento de 51.7% en términos reales; estos resultados se derivan, principalmente, de los impuestos especiales a los alimentos de alto contenido calórico (chatarra) y bebidas endulzadas.

La homologación del IVA en la zona fronteriza del país de 11 a 16% contribuyó a que la recaudación de este gravamen de enero a diciembre del 2014 alcanzara los 667,085.1 millones de pesos con un crecimiento de 15.2% en términos reales.

En cambio, la recaudación en su conjunto del Impuesto Sobre la Renta, el IETU y el IDE disminuyó 2.5% real, lo que dejó un hueco de 10,876.5 millones de pesos.

De acuerdo con la SHCP, al cierre del 2014 los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en 3 billones 983,412 millones de pesos, monto superior en 0.8% anual en términos reales con respecto al ejercicio fiscal del 2013.

Estos resultados favorables se explican, principalmente, por la entrada en vigor de la reforma hacendaria a partir de enero, incluyendo las nuevas disposiciones y las medidas de administración tributaria , indicó la dependencia federal.

Al cuarto trimestre del 2014, el gasto programable aumentó 3.8% real anual y ascendió a 3 billones 580,285.5 millones de pesos.

En el mismo periodo, detalló la SHCP, el gasto de los ramos administrativos del gobierno federal aumentó 4.2% en términos reales, comparado con el 2013. A su interior, destacan los crecimientos reales en Gobernación, 31.6%; Sedesol, 24.4%; Comunicaciones y Transportes, 24.0%; Conacyt, 20.2%, y Turismo, 15.6 por ciento.

Al cierre del año pasado, se obtuvo un déficit público total de 545,000 millones de pesos, es decir, 3.2% del PIB. Sin considerar la inversión de Pemex, el déficit fue de 188,000 millones de pesos.

En su informe, la Secretaría de Hacienda, a cargo de Luis Videgaray, informó que el déficit público resulta menor a la meta anual aprobada por el Congreso en 75,000 millones de pesos.

Finalmente, la deuda del sector público federal se mantuvo en niveles moderados y estables. El monto de la deuda neta del sector público se ubicó en 38.3% del PIB.