Los flujos ilícitos que salen de América Latina duplican los ingresos de remesas a la región; son mayores a la Inversión Extranjera Directa que reciben los países latinoamericanos y rebasan los recursos que el sistema financiero logra canalizar a los proyectos productivos, lamentó la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

Precisó que estos recursos ilícitos, que incluyen facturaciones falsas de comercio y capitales especulativos han promediado desde el 2003 y hasta el 2013, unos 128,900 millones de dólares. Esto es unos 3.3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) regional.

Por ello, instó a promover una cooperación conjunta que permita compartir datos a niveles domésticos e intrarregionales, de manera que se puedan acotar estas salidas y reorientar los recursos a proyectos productivos y de desarrollo.

Y sugirió reorientar las estrategias contra los centros offshore o paraísos fiscales de la región, de manera que se les pueda ayudar a encontrar fuentes de ingreso y desarrollo económico que no erosionen la carga tributaria de los demás países de la región.

Al participar en la primera sesión del día del trigésimo sexto periodo de sesiones de la Cepal, en la mesa de diálogo Sur-Sur, dijo que son recursos que no entran en la contabilidad económica de los países y son uno de los grandes retos que debe resolver la región en el tema de gobernanza financiera.

En 10 años (entre el 2003 y el 2013), los países de la región registraron la entrada de 108,000 millones de dólares en IED; 68,700 millones en flujos de financiamiento del sector privado, y 54,500 millones que enviaron connacionales radicados en el exterior, vía remesas.

Poca tributación

Refirió que el otro gran reto de la gobernanza financiera regional es la baja tributación y la alta evasión fiscal. Comentó que las naciones de América Latina que lograron pasar sus reformas fiscales antes de la caída de los precios de los commodities se encuentran en mejores circunstancias económicas y financieras hoy, para enfrentar los choques externos.

Destacó los casos de México, Chile y Ecuador, los cuales realizaron reformas tributarias que avanzaron en la dirección correcta, para generar ingresos recurrentes en episodios donde se ha caído el flujo proveniente de la venta de petróleo y cobre.

Sin la reforma tributaria, seguramente no habrían podido resistir sin sobresaltos la caída del precio del petróleo , observó.

No obstante, matizó que incluso estos países deben seguir avanzando para acelerar su tasa de ingresos tributarios.

La secretaria de la Cepal explicó entonces que la captación promedio de impuestos en América Latina es de 21 puntos del PIB. Esta proporción contrasta con la que logran recaudar en la Unión Europea, de 38%, y la de Estados Unidos, próxima a 24% de su PIB nacional.

Rescatar offshore

Como parte de la propuesta de la Cepal rumbo al rescate de recursos y el nacimiento de una nueva gobernanza financiera regional, Bárcena considera apoyar a los centros financieros offshore para que no ofrezcan una competencia desleal con los países de la región que sí gravan las actividades productivas.

Hizo un llamado a ayudarles en la transición, en vez de señalarles por favorecer prácticas que dañan la estructura tributaria de los países.

Argumentó que los países de la región deben sumarse a los esfuerzos para aplicar estrategias de combate a la evasión y elusión y por otro lado, apoyar a los centros offshore, que por años aprovecharon huecos legales para desarrollar su economía.

Evasión, dinero que se escapa

Dentro de la propuesta para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, la Cepal propone la creación de una red de seguridad financiera en la región, que apuntale al desarrollo local .

Y esta red de seguridad tiene que pasar por identificar las ganancias que se están evadiendo.

Argumentó que la evasión fiscal en la región asciende a 320,000 millones de dólares anuales. Imagínense. Son 6.6 puntos del PIB que se nos escapan por la evasión .

Por ello, urgió a México a llevar ante el Foro del Grupo de los 20 (G-20), el plan de cambios que favorezca al rescate de estos recursos.

Nuestros países tienen una gran tarea: generar una movilización interna que les permita generar nuevas fuentes de ingresos domésticos, a partir de encarar a la evasión, así como prevenir y combatir los flujos ilícitos , finalizó.

Reformas, un referente regional: ONU

Los países de América Latina y el Caribe podrían aplicar la estrategia mexicana de reformas complementarias que se refuerzan, unas a otras, para acelerar su aprobación y puesta en marcha, rumbo al cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, comentó Juan José Gómez Camacho, representante permanente de México en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Durante su participación en el 36 Periodo de Sesiones de la Cepal, refirió al llamado Pacto por México que favoreció la toma de decisiones de los partidos políticos cuando se presentó la batería de 11 reformas estructurales que hoy están en marcha.

Me gustaría rescatar la estrategia que hizo México con su agenda de reformas y el Pacto por México, pues se trata de cambios estructurales que se refuerzan unos con otros y multiplican desarrollo .

Al aplicarlos paso por paso, encadenados, sensibilizaron a los agentes políticos y sociales de su relevancia para el desarrollo, se limitaron de manera preventiva los efectos de complejidad que ha presentado el entorno internacional, dijo.

Por su parte, el presidente del Inegi, Julio Santaella, afirmó que gracias a esta estrategia México consiguió las 11 reformas en marcha, como la energética, fiscal, y de telecomunicaciones, y consiguió dejar atrás a las exportaciones como motor de crecimiento. Hoy el mercado interno es quien apuntala al crecimiento.

La Agenda 2030 es un plan puntual de acción, aprobado por los 193 países miembros de la ONU para alcanzar 17 objetivos de desarrollo sostenible en 15 años, que van desde la eliminación de la pobreza hasta la producción y consumo responsable.

El representante de Perú ante la ONU, Gustavo Meza Cuadra, enfatizó que el foro está orientado a la acción. No sólo servirá para saber cómo va la implementación de la agenda, sino para identificar problemas y encontrar soluciones .

El director regional de la Organización Internacional del Trabajo para América Latina y el Caribe, Manuel Salazar Xirinachs, dijo que la nueva agenda plantea un amplísimo campo de oportunidades en la dimensión regional (...) .

[email protected]