Los consumidores mexicanos moderaron su confianza durante el penúltimo mes del año, indicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En noviembre, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) registró un incremento anual de 13.1%, con cifras desestacionalizadas. Si bien hiló cinco meses con crecimientos de dos dígitos —tendencia que empezó tras saberse el resultado electoral de julio—, éste fue más modesto en comparación con lo registrado en octubre.

“Destacamos que el ritmo de expansión se ha moderado consistentemente desde agosto (...) Esto está asociado a una dilución del optimismo poselectoral, así como presiones por el tipo de cambio, las cuales son comúnmente asociadas por los consumidores con una situación económica más retadora”, refirió un análisis de Banorte.

Al interior del reporte, elaborado de manera conjunta por el Inegi y el Banco de México, se puede observar que los mexicanos siguen bastante optimistas respecto a la situación económica del país esperada dentro de un año,este componente registró un avance de 41.4% anual, cifra menor a  43.1% de octubre.

Asimismo, se pueden observar que se mantienen los incrementos en los otros cuatro componentes del ICC, aunque en menor medida. Por ejemplo, la perspectiva respecto a la situación actual del país aumentó 11.7% anual, mientras que la expectativa económica de los integrantes del hogar mejoró 7.5 por ciento.

El componente que se refiere a las posibilidades actuales de compra creció 6.1% anual, en tanto que la situación del hogar actual, comparada con la de hace un año, mejoró en 3.3 por ciento.

“La confianza de los consumidores se mantiene en niveles históricamente altos, aunque se observa una reducción del optimismo poselectoral. Los indicadores muestran cierto entusiasmo por los cambios que pueda introducir el nuevo gobierno, aunque no descartamos una materialización de expectativas más realistas respecto a las promesas de campaña que reduzca ligeramente los niveles de confianza”, refirió Joan Domene, analista de Invex.

En su comparación mensual, la confianza de los consumidores registró una disminución de 1.6% con cifras desestacionalizadas, resultado de los crecimientos moderados que mostraron los mexicanos en todos los componentes del ICC.

“Hacia delante, esperamos que la confianza siga retrocediendo ante la debilidad del tipo de cambio, tasas de interés más altas y un alza en el desempleo; sin embargo, los fundamentos del consumo permanecen relativamente fuertes, lo que moderaría la contracción esperada”, consignó Banorte.

Indicador aumentó 4.9 puntos

Por otro lado, el Inegi informó que el indicador de la confianza del consumidor registró un crecimiento de 4.9 puntos en comparación con el mismo mes del año pasado, debido a los incrementos que registraron todos sus componentes.

El componente que más favoreció al indicador general fue el que se refiere a la situación económica del país que se espera dentro de un año, el cual aumentó 14.4 puntos. Le siguió la situación económica esperada para el hogar, con un incremento de 3.8 puntos y una mejoría de 3.5 puntos respecto a la situación actual del país.