Durante el año pasado, los Exchange Trade Funds (ETFs) tuvieron un crecimiento nada despreciable en los mercados financieros en el mundo. Pero en un clima de volatilidad e incertidumbre, los inversionistas apostaron por la salud de las empresas sobre la de los países, incluso en este tipo de fondos.

Los ETFs, un tipo de fondos de inversión referenciados, tuvieron un gran auge en el 2011, alcanzando un valor de alrededor de 1.3 billones de dólares, con un crecimiento anual de 3% durante el mismo periodo.

De acuerdo con Richard Ramírez Webster, director de Desarrollo de Negocio institucional de iShares en México, el crecimiento pudo ser moderado pero no por ello despreciable si se consideran las adversas condiciones económicas y financieras alrededor del mundo.

A nivel global, los activos administrados por ETFs de renta variable y de deuda crecieron, mientras que aquellos de materias primas decrecieron. Así, los activos de renta variable pasaron de 1.05 a 1.1 billones de dólares, mientras que los de commodities decrecieron en alrededor de 10,000 millones a 35,000 al cierre del año pasado.

Con la crisis europea, los inversionistas se volcaron a la deuda corporativa, dejando atrás la deuda soberana. Se ve más saludables a las empresas que a los gobiernos , acotó Ramírez. Entre los primeros 10 ETFs con mayores activos administrados se encontraron dos referenciados a deuda de empresas, mencionó Ramírez.

El ligero crecimiento de los activos administrados por este tipo de fondos contrasta con los nuevos lanzamientos de ETFs a escala global, alrededor de 308 durante el 2011.

En conjunto, las cifras develan que 86% de los ETFs no logró atraer inversiones más allá de los 30 millones de dólares, cifra que es un referente de rentabilidad en el mercado de este tipo de instrumentos, según los datos de XTF, una firma de investigación de ETF a nivel global.

Actualmente, se encuentran listados 406 ETFs en la Bolsa Mexicana de Valores. De acuerdo con Ramírez, cerca de 35% de la operación diaria del mercado es vía este tipo de instrumentos, que en el país operan activos por alrededor de 3,500 millones de dólares.

El último listado de ETF en la Bolsa fue en octubre pasado, Ramírez reiteró que no hay planes para lanzar un instrumento referenciado a firmas sustentables por parte de iShares.

ana.valle@eleconomista.mx