El Banco Central Europeo (BCE) anunció que la entidad dará a los bancos comerciales toda la liquidez que necesiten en las operaciones regulares de refinanciamiento con vencimiento a tres meses.

Las operaciones se realizarán mediante un procedimiento de adjudicación plena a un tipo de interés fijo durante tres fechas fijas: 28 de julio, 25 de agosto y 29 de septiembre.

Con esta medida, el BCE da un paso atrás a la estrategia de retirada de las medidas extraordinarias aplicadas tras la quiebra de Lehman Brothers, que facilitaron liquidez a los bancos.

Y evidencia que sí ha reaparecido la tensión en los mercados de dinero por la crisis de endeudamiento de Europa, advierten fuentes del sistema financiero internacional.

Se mantienen las tensiones en algunos segmentos de los mercados financieros , reconoció Jean Claude Trichet, presidente del BCE, al explicar en conferencia de prensa, las decisiones de la autoridad europea.

No obstante a las turbulencias provocadas por la crisis de la deuda europea, el BCE revisó a la alza sus previsiones de crecimiento en el 2010, de un rango de 0.4 a 1.2% al nuevo de 0.7 a 1.3 por ciento.

Sin cambios

El banquero central aseguró que la institución no modificará el sesgo de su política monetaria y por tanto mantiene su tasa de interés en 1%, tal como ya lo anunciaron el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de Estados Unidos.

Confió el directivo bancario que la eurozona registrará bajas presiones inflacionarias, pues las expectativas de inflación en el mediano y largo plazo están firmemente ancladas con los objetivos de estabilidad de precios que tiene la entidad para todo el 2010.

Se trata, dijo Trichet, de medidas que buscan reactivar la economía.

[email protected]