David Lipton, director gerente interino del Fondo Monetario Internacional (FMI), respalda los nuevos estímulos monetarios por parte de los principales bancos centrales del mundo, esto para sostener la economía.

En entrevista con el Financial Times, Lipton indicó que tiene sentido que la política monetaria de los principales bancos centrales, como el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal, “se mantenga acomodaticia”, debido al lento crecimiento y a los riesgos a la baja para la economía.

Si bien no quiso comentar sobre decisiones específicas de países individuales, agregó que los bancos centrales no deben rehuir al relajamiento de la política monetaria si está justificada.

“Nuestra opinión es que si la economía necesita apoyo, se le brinda, pero no con políticas inapropiadas que contribuyan a la desaceleración, sólo para estar en posición de luchar contra la misma desaceleración que se ha creado”, dijo.

Mario Draghi, presidente del BCE, indicó recientemente que la eurozona podría actuar para fortalecer su compromiso con tasas de interés bajas o incluso reanudar las compras de bonos para enfrentar la inflación débil, mientras que Jay Powell, presidente de la Fed, indicó que el banco central de EU podría reducir las tasas tan pronto como este mes debido a las “incertidumbres” .

El jefe interino del FMI respalda la flexibilización monetaria de los bancos centrales. El lento crecimiento y los riesgos globales apuntan a la necesidad de una política acomodaticia, dijo Lipton.

Cabe destacar que, en abril pasado, el FMI redujo su pronóstico de crecimiento mundial para este año a 3.3%, mientras que para el 2020 prevé una tasa de 3.6 por ciento.

“Vemos cierta expansión el próximo año, pero eso presupone algunas cosas importantes, entre ellas que las tensiones comerciales continúen resolviéndose en lugar de intensificarse, y que varios países que sufrieron un estrés extremo se recuperen un poco”, añadió Lipton.

Tras ser cuestionado sobre Christine Lagarde, quien ha sido nominada para dirigir el BCE a finales de este año, Lipton indicó que se ve a sí mismo como “un administrador durante la transición”.

Agregó que se asegurará de que el FMI sea exitoso en sus labores y “avancemos en las agendas que se deba avanzar”.

Respecto al principal logro de Lagarde como directora gerente, Lipton acotó que fue que el mundo viera al FMI con respeto, tras la salida de Dominique Strauss-Kahn por un escándalo sexual.

“También se convirtió en la máxima diplomática económica del mundo, con estrechas relaciones con muchos líderes mundiales”.

El director gerente interino se negó a comentar sobre el posible remplazo de Lagarde en el FMI.