El sector financiero se inquieta por ver que el límite máximo de la deuda pública estadounidense no ha sido elevado, a menos de tres semanas de que se cumpla un plazo crucial, indica una carta al secretario del Tesoro Timothy Geithner hecha pública el martes.

"Le escribo para transmitirle mis inquietudes sobre la necesidad urgente de elevar el techo de la deuda", dice Matthew Zames, presidente de la Comisión de consultas del Tesoro para cuestiones de préstamo (TBAC), en la carta.

"Los riesgos que un incumplimiento de pago" por parte de Estados Unidos "tendrían a largo plazo son tan altos que cualquier retraso en el alza del techo de la deuda es susceptible de tener consecuencias negativas sobre los mercados mucho antes que el ya comentado incumplimiento se produzca realmente", agregó Zames, que además es miembro de la comisión directiva del banco de inversiones JPMorgan.

La TBAC reúne a dirigentes de bancos y fondos de inversión. Su papel es dar al Tesoro recomendaciones sobre cuestiones técnicas como la gestión de la deuda pública.

La ley fija desde febrero de 2010 en 14,294 billones de dólares el techo de la deuda del Estado federal. Según el Tesoro, la deuda afectada por este límite llegaba el viernes a 14,241 billones de dólares, dejando al Estado un margen de solamente 53,000 millones.

RDS