Los dirigentes del G7 firmaron este sábado un texto de compromiso sobre el comercio, que no soluciona el conflicto actual sobre los derechos aduaneros pero propone nuevas negociaciones.

"Destacamos el rol crucial de un sistema comercial internacional fundado sobre reglas y seguimos combatiendo el proteccionismo", dice el comunicado divulgado tras la cumbre del G7 en La Malbaie (Quebec, este de Canadá).

Mencionar "reglas" colectivas era una de las exigencias de los europeos que denuncian las amenazas de la guerra comercial de Donald Trump.

 

La parte del texto consagrada al comercio, a diferencia de la del clima, fue firmada por los siete países del G7, incluido Estados Unidos, tras las negociaciones que se llevaron a cabo hasta este sábado.

El comunicado responde a ciertas exigencias del presidente estadounidense Donald Trump. Toma la palabra "recíproco" para el libre-comercio, que debe ser igualmente "libre, equitativo y mutuamente conveniente".

Además precisa: "Nos comprometemos a modernizar la OMC con el fin de hacerla más justa lo antes posible. Haremos todo lo que esté a nuestra alcance para reducir las barreras tarifarias, las barreras no tarifarias y las subvenciones", agrega.

Poner fin a estos obstáculos en el comercio fue uno de los puntos mencionados por Trump en la cumbre.

Sin embargo, las tensiones comerciales actuales persisten. Canadá dice que mantendrá la aplicación de sus aranceles contra Estados Unidos a partir del 1° de julio, en represalia a los impuestos por Washington al acero y aluminio.

"Estos aranceles ilegítimos deben recibir una respuesta equivalente", dijo el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante una conferencia de prensa final.

Trump responde y rechaza declaración

Trump dejó la cumbre del G7 sumida en el caos el sábado al tuitear que el premier canadiense Justin Trudeau es “deshonesto y débil” y que Estados Unidos retiraba su respaldo al comunicado final del grupo debido a lo que llamó las “declaraciones falsas” de Trudeau en una conferencia de prensa.

Trump emitió una serie de tuits a bordo del avión presidencial Air Force One, en vuelo a Singapur para la cumbre con el líder norcoreano Kim Jung Un, en el momento que Canadá daba a conocer el comunicado oficial del G7. Éste dio una visión generalmente positiva de las posiciones de los mandatarios sobre asuntos comerciales al tiempo que reconoció las tensiones con Estados Unidos.

Horas antes, Trudeau había dicho a la prensa que los siete mandatarios habían firmado la declaración conjunta.

Trump tuiteó: “Basado en las declaraciones falsas de Justin en su conferencia de prensa y en el hecho de que Canadá cobra aranceles enormes a nuestros agricultores, trabajadores y empresas de EEUU, he instruido a nuestros representantes que no respalden el Comunicado mientras estudiamos los Aranceles sobre automóviles que inundan el mercado de EEUU”.

En otro tuit sostuvo: “PM Justin Trudeau de Canadá se mostró tan sumiso y dócil en nuestras reuniones de @G7 solo para decir en una conferencia de prensa después de mi partida que las ‘tarifas de EEUU son un poco insultantes’ y que ‘no se dejará mandonear’. Muy deshonesto y débil. ¡Nuestros Aranceles son en respuesta a su 270% sobre lácteos!”

Un vocero de Trudeau emitió un comunicado en el que no respondió a los insultos de Trump. “Estamos enfocados en todo lo que logramos aquí en la cumbre #G7”, dijo el vocero Cameron Ahmad. “El primer ministro no dijo nada que no haya dicho antes, tanto en público como en conversaciones privadas con el presidente”.

(Con información de AP)

abr