Los dirigentes de los partidos políticos griegos no lograron llegar a un acuerdo sobre la cura de austeridad que reclama la UE y el FMI, indicaron el populista Georges Karatzaféris y la comunista Alekas Papariga, al término de una reunión de crisis convocada por el jefe del Estado.

Papariga dijo que el Partido Comunista, que se opone frontalmente al plan de reactivación económica que ha impuesto la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de un préstamo de 110,000 millones de euros para evitar la bancarrota, aseguró que "no está de acuerdo con ninguno de los puntos" propuestos por el primer ministro, el socialista Georges Papandreou.

Denunció el "chantaje" del gobierno y de los acreedores del país para conseguir el apoyo de los griegos.

"No han entendido" que sin este acuerdo nacional, el país no avanza, lamentó por su parte Karatzaferis.

Papandreou iba a transmitir un mensaje a los griegos, mientras espera la reacción de otros partidos, aunque la más esperada es al del jefe de la oposición de derecha Antonis Samaras.

La reunión de crisis, que ha durado tres horas y media, fue convocada por el jefe del Estado Carolos Papoulias, en un último intento de alcanzar un consenso político sobre las nuevas medidas de austeridad impuestas por la UE y el FMI para desbloquear más fondos.

RDS