Los ingresos que recibirá en las próximas semanas el gobierno federal por las coberturas petroleras que contrató el año pasado serán por alrededor de 6,400 millones de dólares, los cuales ya están presupuestados para el gasto de este año, confirmó Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Nuestra estimación es que serán por un monto de 6,400 millones de dólares, que representan aproximadamente 104,000 millones de pesos. Estos recursos están considerados en los ingresos con los que se elaboró el Presupuesto para el 2015 y serán, sin duda, un ingreso muy importante , afirmó durante su participación en la 57 Semana Nacional de Radio y Televisión.

Comentó que ante la caída de los precios del petróleo -que ocasionarán que el gobierno cuente con menores ingresos petroleros para el cierre de este año- los recursos que se perciban de las coberturas servirán para preservar la estabilidad de las finanzas públicas y la economía mexicana.

Las coberturas se cobrarán a principios de diciembre (...), el año pasado las adquirimos a 773 millones de dólares, para proteger un precio de 74.6 dólares por barril; sin duda, es un precio superior al que se observó a lo largo del año , acotó.

Recordó que, para el 2016, también se contrataron coberturas petroleras para asegurar un precio de 49 dólares por barril, el cual está por arriba de la cotización actual del crudo mexicano, que se coloca en niveles de 33 dólares.

De acuerdo con cálculos de Bloomberg, en este año México obtendrá un pago récord de al menos 6,000 millones dólares de sus coberturas petroleras; monto superior a lo que el gobierno federal recibió en el 2009, cuando enfrentó la crisis financiera internacional y por las que obtuvo 5,100 millones de dólares.

Las coberturas petroleras fueron contratadas para completar el faltante de los ingresos petroleros, que representan una tercera parte del Presupuesto de Egresos de la Federación. Según la Ley de Ingresos del 2015, los ingresos de empresas productivas del Estado serían de 795,074 millones de pesos; 55.12% provendrían de Pemex y 44.8% de la CFE.

Línea de crédito del FMI, voto de confianza

Por otra parte, Videgaray indicó que la renovación de la línea de crédito flexible por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta por 70,000 millones de dólares es un voto de confianza para el país, dado que pocas naciones tienen este instrumento.

Aun en este contexto internacional tan complejo, el FMI decidió renovar la línea de crédito, lo cual es un voto de confianza para la economía mexicana y para el manejo macroeconómico de nuestro país .

De esta manera, en caso de que el país enfrente un panorama más complicado, el gobierno federal utilizará las reservas con las que cuenta el país y la línea de crédito que le brinda el FMI.

Destacó que el Fondo reconoció que México tiene una posición sostenible de la deuda y sus finanzas públicas; así como una solidez en su sistema bancario.

Hoy contamos nuevamente y contaremos por los próximos 24 meses con esta línea de crédito flexible hasta por 70,000 millones de dólares, que complementa los más de 170,000 millones que tenemos en reservas .