México anunció el lanzamiento del Fondo de Infraestructura para Mesoamérica y el Caribe en el marco de la Reunión Anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se celebró en Montevideo, Uruguay.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, fue el encargado de dar a conocer los detalles al destacar que el objetivo es contribuir al desarrollo económico, social e institucional de Mesoamérica y el Caribe, así como fortalecer sus capacidades nacionales y estrechar relaciones sobre bases mutuamente provechosas.

Recordó que el Fondo se constituyó el pasado mes de enero con el objeto de otorgar apoyos financieros y asistencia técnica a programas y proyectos de infraestructura en los países de Mesoamérica y el Caribe.

El apoyo financiero que será canalizado a través del Fondo, informó, será superior a los anteriores esquemas de cooperación financiera entre México y la región, y sus recursos se multiplicarán en beneficio de mayores proyectos.

Acompañado del presidente del BID, Luis Alberto Moreno, indicó que el gobierno de México ha sido activo en su política de cooperación financiera con Mesoamérica y el Caribe, basada en la promoción del bienestar social y el desarrollo económico de la región, así como en la búsqueda de soluciones a problemas comunes como la pobreza, la marginación, la desigualdad y la pérdida de capital humano por la migración.

NUEVO ESQUEMA

El exsecretario de Energía mexicano refirió que en los últimos años se intensificó la relación de nuestro país con Centroamérica y el Caribe mediante la formalización del Plan Puebla-Panamá y, posteriormente, con el Proyecto Mesoamérica; asimismo, el aumento en la demanda por cooperación financiera y técnica derivó en una intensificación de nuestras relaciones, haciendo necesario adoptar un nuevo esquema de financiamiento más flexible y generoso que responda a esa mayor demanda, como el que hoy se anunció.

El apoyo financiero que será canalizado a través del Fondo, puntualizó, será superior a los anteriores esquemas de cooperación financiera entre México y la región, y sus recursos se multiplicarán en beneficio de mayores proyectos.

Expresó que el gobierno de México ha sido activo en su política de cooperación financiera con Mesoamérica y el Caribe, basada en la promoción del bienestar social y el desarrollo económico de la región, así como en la búsqueda de soluciones a problemas comunes como la pobreza, la marginación, la desigualdad y la pérdida de capital humano por la migración.