La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió el jueves a China sobre el “problemático incremento de la deuda” de otros países que participen del ambicioso proyecto de infraestructura, conocido como Ruta de la Seda.

El proyecto de la nueva Ruta de la Seda puede responder a “la necesidad imperiosa de infraestructuras” en el mundo y aportar el financiamiento que los países que lo reciben “necesitan realmente”, reconoció Lagarde en un foro en Beijing sobre este proyecto.

Pero esos socios “pueden asimismo conducir al problemático incremento del endeudamiento (de los países concernidos), limitando sus otros gastos a medida que los costos vinculados a la deuda aumenten”, alertó.

“En los países en que la deuda pública ya es elevada, una gestión atenta en términos financieros es crucial”, insistió.

El presidente chino, Xi Jinping, lanzó en el 2013 el proyecto de Nuevas Rutas de la Seda con el objetivo de crear un “cinturón” terrestre acompañado de una “ruta” marítima a través de inversiones en proyectos ferroviarios, de carreteras, portuarios o energéticos, que incluirán la creación de parques industriales y zonas francas en Asia, Europa Central, Medio Oriente y África.

La iniciativa, que reúne a unos 70 países, tiene el apoyo ilimitado de Beijing. Se supone que las obras son financiadas en conjunto, pero muchas lo son ampliamente por fondos chinos, por lo que algunos países occidentales ven en la operación un interés de China de anclar así su influencia.

De hecho, los bancos públicos de desarrollo chinos y otras instituciones del gigante asiático acuerdan colosales préstamos para las obras iniciadas en los países que participan del proyecto, aunque por ello se encuentren en una situación financiera difícil.

Sri Lanka, que contrajo importantes créditos con China para un puerto de aguas profundas, se vio obligado a ceder el control de la infraestructura en Beijing.

Lagarde sostuvo la importancia de tener inversiones más colectivas así como una mayor transparencia. “Hay que asegurar que la Ruta de la Seda nos lleven únicamente a donde es necesario”, insistió.