El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, indicó que si bien la recuperación global continuará en forma modesta, se percibe una relajación de la tensión del mercado financiero mundial.

Al participar en el seminario Las prioridades de América Latina y el Caribe frente al G-20 , que se llevó a cabo en Montevideo, Uruguay, en el marco de la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Meade reconoció el dinamismo observado en la región.

Lo anterior, aseguró, se debe a que América Latina ha instrumentado políticas fiscales, monetarias y financieras fuertes, prudentes y sólidas; del mismo modo, las reformas estructurales instrumentadas en los últimos años han sido uno de los factores detrás de la recuperación de la economía mundial.

En ese contexto, afirmó que México contribuye a construir un entorno de cooperación entre los países líderes en el mundo, y seguirá trabajando para lograr acuerdos globales relevantes que permitan atender la situación económica actual e impulsar el crecimiento económico de largo plazo.

Por ello, Meade consideró importante abrir espacios de diálogo para incorporar las preocupaciones e intereses que tenemos en común en la región, particularmente, en temas macrofinancieros, el fortalecimiento de la arquitectura financiera internacional, y en aquellos temas que permitan tener un crecimiento en el mediano y largo plazo más sustentable y equitativo.

RECUENTO DEL G-20

En ese sentido, hizo un recuento de los logros alcanzados en las pasadas reuniones del G-20; el funcionario mexicano sostuvo que los avances y acuerdos logrados en estos encuentros -más lo que se discuta en este foro- darán soporte a la Cumbre de Líderes del mes de junio próximo, en Los Cabos, Baja California Sur.

Aseguró que estos trabajos nos brindan la oportunidad de posicionar nuevos temas en la agenda de reformas estructurales, así como el perfeccionamiento de políticas para facilitar la recuperación económica mundial.

En el seminario se abordó, por un lado, la preocupación de hacer que las condiciones del entorno económico internacional sean conducentes a favorecer el crecimiento de las economías de América Latina, mientras que por otro lado se discutió la necesidad de asegurar el financiamiento a los países de la región, fortaleciendo las capacidades financieras de las instituciones responsables que proveen financiamiento a América Latina.

Al respecto, el Secretario de Hacienda hizo énfasis en la importancia de avanzar no sólo en la regulación y supervisión del sistema financiero, sino también en seguir proveyendo la inclusión financiera como un elemento para contribuir al cierre de una brecha social.

[email protected]