Sólo un tercio de los alemanes aún cree que Angela Merkel está tomando las decisiones correctas respecto a la crisis de deuda de la zona euro, según un sondeo, lo que indica que en las últimas semanas se ha producido una fuerte erosión en el apoyo público para la canciller.

El sondeo de YouGov, encontró que 33% de los encuestados estaba a favor de la gestión de Merkel y que 48 % la rechazaba, un revés para la canciller que buscará un tercer mandato en las elecciones federales del 2013, las cuales serán transcendentales para medir el apoyo a Europa.

A mediados de julio una encuesta de ZDF-Politbarometer arrojó que 63% de los alemanes apoyaba el manejo de Merkel respecto a la crisis, pese a que una mayoría pensaba que debería explicar mejor sus políticas.

Otra encuesta de inicios de julio, realizada por Infratest-ARD, estimó un apoyo de 58% para las políticas de Merkel, aunque 85% de los consultados también esperaba que la crisis empeorara.

La dura postura de Merkel respecto a la crisis y las exigencias de austeridad a cambio de ayuda la han demonizado a lo largo de Europa, pero le ganaron su popularidad en el país.

La zona euro ingresó a una amenazante nueva fase en las últimas semanas, con el aumento de los temores de que Grecia no sea capaz de cumplir con sus condiciones de rescate, además de un ataque del mercado contra los activos de España e Italia, lo que ha agitado los temores sobre el creciente costo de la crisis de deuda europea para los contribuyentes alemanes.

La semana pasada, Moody's Investor Service cambió su panorama para Alemania, los Países Bajos y Luxemburgo a negativo desde estable, ya que Berlín podría tener que aumentar su apoyo a los países en problemas.