En 12 meses, 33 corredurías, despachos de análisis y grupos financieros recortaron en 1.2 puntos sus expectativas de crecimiento para México de cara al año que inicia, el 2017, indica la consultoría FocusEconomics.

La media estimada de expansión para el Producto Interno Bruto (PIB), queda en 2%, luego de que en enero del año pasado estimaban que había elementos para esperar una expansión de 3.2% al cerrar el 2017.

La lectura más reciente de la firma es de un panorama en deterioro sostenido por el difícil futuro que enfrentará México tras la victoria de Donald Trump .

En el reporte Latin Focus Consensus Forecast de diciembre, que es el más reciente, la consultoría afirma que el impacto que tendrá la nueva administración de Estados Unidos sobre México tendrá un alcance de dos años: el 2017 y el 2018. Y dependiendo de la magnitud de las medidas comerciales proteccionistas que aplique aquel país, será el efecto sobre el PIB mexicano.

Los grupos consultados que revisaron a la baja sus previsiones económicas para el 2017 son: American Chambers; Banamex; Bradesco; BMI; Capital Economics; Centro de Investigación y Docencia Económica; Deutsche Bank; The Economist Intelligence Unit; Goldman Sachs; HSBC; Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas; ING; Invex; Itau BBA; Jonathan Heath; JP Morgan; Kiel Institute; Monex; Oxford Economics; Prognosis; Scotiabank; Société Générale; UBS; Ve por Más, Vector, Casa de Bolsa; Thorne y Asociados, y JPMorgan.

El diagnóstico actual contrasta con el que tenían los consultados en enero pasado. En aquel momento veían con optimismo un cambio en la confianza del consumidor, favorecido por tasas crediticias históricamente bajas, un financiamiento al consumo en marcha, baja inflación, también en niveles récord y una mejora en el poder de compra.

Todos, indicadores que hoy han dado la vuelta.

Inversionistas pierden confianza

Tal como lo muestra la encuesta más reciente aplicada por el Banco de México a los especialistas del sector privado, divulgada a mediados de diciembre, 79% de los 35 especialistas consultados consideraba que empeorará el clima de negocios en los primeros seis meses del 2017. Esta proporción contrasta con 3% que sí confiaba en una mejora.

En la encuesta recabada a fines de noviembre, no hay un solo consultado que viera un buen momento para invertir, lo que no sucedió ni siquiera en noviembre del 2009, 30 días después de la quiebra de Lehman Brothers y el inicio de la crisis financiera mundial.

En este apartado de la encuesta, sobre la percepción del entorno económico para hacer negocios, 65% de los analistas admite que es un mal momento para invertir y el resto, 35%, dice que no está seguro.

De acuerdo con Carlos Capistrán, economista en jefe de Bank of America Merrill Lynch para México, los inversionistas nacionales e internacionales se mantienen a la expectativa de las resoluciones del nuevo gobierno de EU en materia comercial y de migración.

En consecuencia, mantienen en pausa sus proyectos de inversión de corto plazo y prevén que así estarán al menos hasta marzo del 2017.

Escenarios, la alternativa

Según el análisis de diciembre de FocusEconomics, hay dos escenarios que podrían presentarse para la economía mexicana hoy.

Uno, el más negativo, supone un severo proteccionismo por parte del presidente entrante de EU, con un impacto económico contundente en México y su PIB, que incluye una recesión en algún punto del 2017 o el 2018.

El otro escenario que podría presentarse es uno benigno, donde Trump asumirían una posición menos pragmática en la que se fortalece la economía de EU y favorece la expansión mexicana. En este supuesto, los negocios de aquel país reducirían un poco su actividad con México, al echarse para atrás las ideas proteccionistas de Trump por la conciencia del alto costo político que asumiría.