Los precios registraron un leve crecimiento en Estados Unidos en mayo, con lo que la inflación anual creció 2.8% en un año, situándose en su nivel más elevado desde el 2012, según el índice de precios al consumo (CPI) publicado el martes por el Departamento de Trabajo.

El índice CPI aumentó 0.2% en mayo en datos corregidos por las variaciones estacionales en relación a abril, algo menos que las previsiones de los analistas, que pronosticaban un aumento de 0.3 por ciento.