Los contratos de exclusividad entre las empresas que envían y reciben remesas, son negativas para la industria, ya que inhiben la competencia en el sector, aseguró Carlo Corazza, especialista en remesas del Banco Mundial.

En el marco de la reunión Remesas América 2010, organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el funcionario comentó que los acuerdos entre las empresas que envían y reciben las remesas afectan la competitividad de la industria y los beneficios del consumidor.

Si sólo existe un lugar dónde cobrar el dinero que me envían, pese a que haya muchos lugares de donde enviarlo, para mí como consumidor es una desventaja porque si está lejos o cobran más que otras empresas no tengo opción de elegir , dijo Corazza.

Asimismo, el especialista comentó que es necesario que la normatividad existente en todos los países, contemple este tipo de situaciones. Por ejemplo, mencionó que para el caso de México hay instituciones que vigilan la competencia en el sector, como lo es la Comisión Federal de Competencia (CFC).

Por otro lado, René Maldonado, coordinador del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), aseguró que se debe vigilar que las autoridades y las diferentes instancias públicas no se excedan en la solicitud de la información.

De ser así, opinó que las empresas no podrán concentrarse en su función principal, que es enviar y recibir dinero.

El Cemla trabaja en la concentración de datos de las empresas remesadoras en América Latina, y ya tiene una base de datos para México.

Debemos tener la información concentrada, ya que para saber cómo se encuentra la industria, primero requerimos de una base de datos confiable, para poder tomar las decisiones correctas, tanto como particulares como gobiernos y reguladores , comentó Maldonado.