La era de tasas de interés en 0% o negativas, sobre todo en Japón y la zona euro, podría durar varios años más mientras los bancos centrales combaten un crecimiento y una inflación persistentemente bajos, comentaron estrategas de Barclays.

Asimismo, aclararon que la presión bajista sobre las tasas será más fuerte en Japón y en la zona euro, mientras que la mayor flexibilidad y resiliencia de las economías de Estados Unidos y Reino Unido deberían permitir que las tasas suban más rápido en esos países, aunque de forma extremadamente gradual.

Las tasas de interés nominales negativas son algo más que sólo una moda monetaria pasajera , refirió Barclays en su 61 reporte anual, Equity Gilt Study .

De igual manera, la entidad financiera aseguró que la tasa natural de interés a lo largo del mundo desarrollado, donde los costos del crédito no son ni estimulantes ni restrictivos en relación con el crecimiento potencial y con los índices de inflación de la economía, es inferior a las tasas nominales actuales.

La era de las tasas de interés bajas o incluso negativas a lo largo del mundo desarrollado, sobre todo en Japón y la zona euro, podría durar varios años más , puntualizó Michael Gapen, economista jefe del banco para Estados Unidos y coautor del reporte.

Gapen detalló que la forma de evitar una repetición de la experiencia nipona en las dos últimas décadas es reestructurando a los bancos y firmas zombis para que el sector privado en general pueda limpiarse y ponerse en forma para comenzar a crecer de nuevo.

En 1995, el Banco de Japón bajó su tasa de interés a 0.5% para tratar de revivir su economía. Desde ese momento, las tasas no han estado más altas que eso, y el banco ha implementado estímulos por billones de yenes a través de compras de bonos.

No vemos una japanificación del mundo, pero las políticas expansivas llegaron para quedarse , declaró por su parte Christian Keller, jefe de investigación económica de Barclays y coautor también del estudio.

La eurozona y Japón han llevado las tasas de interés a territorio negativo e insisten en que continuarán, en caso de ser necesario.