Varios integrantes de la junta supervisora del Deutsche Bank depositaron votos negativos en la reunión en que se renovó la cúpula directiva a principios de mes, según varias personas con conocimiento del asunto.

No obstante, Deutsche Bank dijo el sábado que el nombramiento de Christian Sewing como nuevo director ejecutivo fue "unánime", sin aportar más detalles sobre el proceso o cómo fueron depositados los votos.

El 8 de abril, el presidente del directorio, Paul Achleitner, convocó de forma apresurada a los 20 integrantes de la junta directiva de la entidad para una teleconferencia en la que se debían tomar tres importantes decisiones: votar la salida del expresidente ejecutivo, John Cryan, la entrada como sustituto de Christian Sewing y el nombramiento de dos vicepresidentes ejecutivos.

En cada decisión hubo varios votos contrarios, dijeron las fuentes el viernes. Tanto los representantes de los empleados en la junta como los de los inversionistas depositaron sufragios negativos, dijeron las fuentes que pidieron mantener el anonimato. También hubo algunas abstenciones.

Al final, Sewing fue elegido como el nuevo presidente ejecutivo del banco, en un ambiente de frustración por las continuadas pérdidas de la entidad alemana y el descenso del precio de sus acciones.

"Christian Sewing fue nombrado presidente ejecutivo de forma unánime", afirmó una portavoz de Deutsche Bank el sábado. En la víspera, un vocero declinó hacer comentarios.

Algunos accionistas criticaron a Achleitner por el apresurado cambio del presidente ejecutivo, el segundo desde que está al mando de la entidad.